1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vaticano abre archivos secretos de 1922 a 1939

El Vaticano declasificó los archivos del Pontificado del Papa Pío XI, de 1922 a 1939. Investigadores esperan claridad respecto a la postura del Vaticano frente a las ideologías totalitarias del siglo XX.

El Vaticano guarda aún innumerables secretos.



La apertura de los archivos secretos permitirá a investigadores tener acceso a los documentos del papado de Pío XI, que duró desde 1922 hasta la víspera del estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939. La decisión sobre su declasificación fue decidida por el fallecido Juan Pablo II. La fecha de apertura fue establecida por Benedicto XVI.

Los documentos arrojarán luz sobre los puntos más sensibles de las relaciones entre católicos y judíos, y constatar hasta qué punto estaba informado el Vaticano sobre el genocidio nazi.

Kilómetros de estantes serán abiertos a los investigadores.

"Es la primera vez que tenemos la posibilidad de estudiar las discusiones internas de la curia", dice el renombrado experto en historia de la Iglesia, Hubert Wolf, de la Universidad de Münster, en entrevista con DW-WORLD, desde Roma.

"El archivo contiene los reportes de 90 nunciaturas de todo el mundo, lo que arrojará luz sobre la relación del Vaticano con el fascismo en Italia, con el franquismo en España, pondrá en claro la postura de la Iglesia respecto al uso de violencia, así como la relación que tuvo con el antisemitismo y el nacionalsocialismo en Alemania", afirma.

El experto Hubert Wolf, espera que la apertura de los archivos arroje luz sobre muchos aspectos.

Anticlericalismo en México

También México ocupa un lugar especial en este período de la historia de la Iglesia Católica. Entre 1926 y 1929, Iglesia y Estado se enfrentaron en una guerra frontal (Guerra de los Cristeros), un fuerte movimiento político a favor de una clara separación entre Iglesia y Estado.

Fueron confiscadas las propiedades eclesiásticas y abolidas las órdenes religiosas. La Constitución de 1917 quedó marcada por su hostilidad a la Iglesia. Durante mucho tiempo estuvo prohibido escribir en México sobre este tema y hay pocos documentos históricos.

"Fue un tema permanente en las reuniones de la congregación para asuntos extraordinarios de la Iglesia. México es un tema presente y delicado en el Vaticano. Ahora podremos estudiar el papel de la Santa Sede en el uso de violencia y la persecución. Podremos saber si la Iglesia Católica podía responder con violencia. México jugaba un papel central en la década de los 20, mucho más importante de lo que uno supone desde un perspectiva eurocentrista".

La "solución final" de la cuestión judía

Imagen del Guetto de Varsovia.

Una comisión judeo-católica cuestionó en el año del Jubileo de 2000 al difunto Papa Juan Pablo II sobre el papel de la Santa Sede en el genocidio nazi y la llamada "solución final" de la cuestión judía, sin embargo esta interrogante no será todavía plenamente aclarada.

"La desclasificación actual llega hasta el año de 1939. La "solución final" fue acordada en 1941 y todavía no tenemos acceso a los archivos del papado de Pío XII", subraya Wolf.

"La total apertura de los archivos de Pio XI, que el Papa Juan Pablo II haya reconocido la responsabilidad de la Santa Sede y pedido perdón por los errores que cometió la Iglesia Católica, son pasos importantes", afirma.

Los documentos permitirán aclarar el papel del Cardenal Eugenio Pacelli, que sucedió a Pío XI y en 1939 adoptó el nombre de Pío XII, durante su gestión como nuncio del Vaticano en Alemania entre 1917 y 1929 y posteriormente como secretario de Estado de la Santa Sede de 1930 a 1939, cuando tuvo a su cargo los asuntos políticos de la Iglesia en todo el mundo.

Los archivos mostrarán sus discusiones al interior del Vaticano y sus instrucciones políticas a los nuncios papales y embajadores. Por primera vez se tendrá acceso a sus comentarios formulados con diminuta escritura, al margen de los informes y minutas sobre temas candentes.

Imagen del Papa Pío XII.

El Vicario de Dios

Los seguidores y críticos de Pío XII están enfrentados desde hace años. El fallecido Juan Pablo II quería canonizarlo, pero muchos de sus críticos y organizaciones judías lo acusan de haber sido "el Papa de Hitler".

"Sólo el Papa puede decidir sobre su canonización y sería sensato aguardar hasta que los historiadores evalúen los documentos de Pacelli. Existen 3.500 informes que escribió casi a diario como nuncio papal", advierte Wolf. "Entonces sabremos exactamente su postura ante el franquismo, su relación con el Papa y con otros cardenales. Entonces será más fácil entender su posterior gestión como Papa", subraya.

Pío XII fue elogiado por su postura cautelosa durante la guerra para evitar represalias contra los católicos en Alemania y los países ocupados por los nazis pero la situación cambió radicalmente en 1963, cuando la obra teatral "El Vicario", del alemán Rolf Hochhuth lo denunció como un cínico que calló la existencia del Holocausto. Sus críticos lo acusan de haber hecho poco para evitar el Holocausto.

DW recomienda

Enlaces externos