1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tráfico de personas para explotación sexual: europeos lideran mercado

El 18 de octubre la UE celebró Día de Lucha contra Tráfico de Personas. Tras el cierre de fronteras a extracomunitarios, el problema no se redujo, al contrario. En Alemania los casos aumentaron. Ahora dominan nacionales.

Son cada vez más los europeos los víctimarios y las víctimas del tráfico de personas.

En el sórdido negocio de la venta y compra de humanos las cosas están repartidas por género: los hombres son los comerciantes, las mujeres la mercancía. También por nacionalidades las cosas en el mercado de personas en Alemania son claras: los alemanes son los vendedores, las extranjeras las vendidas. Y como en casi todo el mundo del crimen, también aquí el número de las víctimas supera con creces al de victimarios.

Establecimiento en Fráncfort del Meno anuncia "abierto las 24 horas".

Esas son, entre otras, las conclusiones resultantes de las cifras presentadas por la jurista Annette Herz, del Instituto Max Planck para la investigación del Derecho Penal e Internacional, con sede en Friburgo, en un estudio en el que se basa la BKA, la Agencia alemana de Criminalística y el ministerio federal del Interior. En el mencionado estudio de campo “Delito: tráfico de personas”, Herz hace una radiografía de la realidad en la persecución judicial de los traficantes de personas en Alemania y busca las razones de por qué tan pocos culpables van a parar tras las rejas. La detección y liberación de las víctimas de las manos de los criminales es otro de los aspectos tratados aquí.

Trabajadoras del sexo cada vez más rubias

La mayor parte de los delitos relacionados con el tráfico de personas son ejecutados buscando la “comercialización de la identidad sexual de la víctima”, como la llaman las autoridades policiales alemanas. Mientras en 2009 se reportaron 232 procesos por este delito, hubo “sólo” 34 casos en donde se comprobó la violación a las normas de inmigración por parte de comerciantes de personas. La razón está a la vuelta de la esquina en Alemania: en el Este europeo. El 50% de las víctimas proviene de Bulgaria y Rumania. Una tendencia que se aceleró tras la entrada de ambos países a la UE el 1° de enero de 2007.

Las nigerianas, 34 en total, son el mayor grupo de mujeres extra comunitarias registradas en la BKA como “trabajadoras del sexo en condiciones ilegales en Alemania”. Pero no es que las prostitutas latinoamericanas hayan desaparecido de Alemania, sólo que ya su número es tan bajo que no alcanzan a figurar en las estadísticas nacionales.

Figura del “chulo” latino en Alemania en vía de extinción

Los alemanes han desplazado a "chulos" de otras latitudes.

Desde que la Unión Europea ha emprendido un blindaje de facto de las fronteras contra ciudadanos que no pertenecen al Club de los 27, el tráfico de personas fuera de Europa se ha reducido. Es más, el sector de la venta y compra de personas ha pasado a manos de nacionales que hoy lideran los ránkings de este delito. Mientras en 2009 se identificó y procesó a 279 alemanes, “sólo” 39 extranjeros participaron activamente en el “suministro” criminal de personas con fines de explotación sexual. También aquí caen los prejuicios. La imagen del europeo del Este como “el chulo” por excelencia ya no vale: hay una gran diferencia entre los casi 300 alemanes proxenetas y los 9 turcos, los 8 polacos y los 6 rusos condenados como tales en la Alemania del 2010.

Tras décadas de florecimiento del comercio con mujeres latinoamericanas para la prostitución, en especial con colombianas y brasileñas, los “chulos” latinoamericanos están hoy, prácticamente “fuera de concurso”. Como ya en 2008, en 2009 fueron registrados 3 casos de tráfico de personas en donde los autores provienen del continente americano. ¿De cuáles países? Fue imposible establecerlo. Esta baja cifra es, de todos modos, una de las pocas buenas noticias de la investigación realizada por el Instituto Max Planck para la investigación del Derecho Penal e Internacional y auspiciada por la BKA.

Niñas y adultas en la prostitución: unas obligadas, otras no

Pero hay un triste aspecto final en el mundo del comercio de personas para la prostitución: el 20% de las mujeres que trabajan en el sector son menores de edad. Sin embargo, entre las mujeres adultas que practican la prostitución en Alemania y que llegaron a ella a través del tráfico de personas, no todas se podrían contar entre las víctimas clásicas, ya que un 45% de ellas afirmó ejercer dicha profesión horizontal con consentimiento propio.

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda