1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Supuesto cheque hallado en manos de iraní alerta a EE.UU.

El documento, por 54 millones de euros, habría estado en poder del ex ministro iraní de Finanzas, Tahmasb Mazaheri, y fue confiscado en Alemania.

Medios de prensa estadounidenses aseguran que el cheque confiscado presuntamente al ex ministro de Finanzas iraní Tahmasb Mazaheri (en la foto) ha hecho sonar las alarmas en Washington, por las implicancias que podría tener el caso si se confirma su veracidad.

El 21 de enero, y según informó el periódico alemán “Bild am Sonntag” el domingo (03.02.2013), Mazaheri habría llegado al aeropuerto de Düsseldorf, en Alemania, portando entre sus pertenencias un cheque por 300 millones de bolívares venezolanos, unos 54 millones de euros. Mazaheri, de 59 años, había declarado a los agentes que llevaba consigo dinero por menos de 10.000 euros.

Las disposiciones vigentes contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo estipulan que deben ser declaradas todas las sumas en efectivo o títulos que superen los 10.000 euros. Mentir en esa declaración es considerado un delito. Al ser consultado, el iraní se habría justificado diciendo que el dinero estaba destinado a financiar la construcción de diez mil viviendas.

Ahora las autoridades alemanas estudian el documento para certificar su autenticidad.

Vínculos con Venezuela

El diario "El Nuevo Herald" de Miami asegura que el caso ha hecho sonar las alarmas de las autoridades estadounidenses, que estarían evaluando la posibilidad de que bancos venezolanos estén ayudando al país islámico a evadir las sanciones económicas impuestas por su controvertido programa nuclear.

"El incidente disparó las alarmas, es algo que quieren ver de cerca", cita el rotativo a una fuente próxima al caso. El mismo periódico asegura que Washington ha abierto una investigación "sobre los vínculos existentes entre el sistema financiero venezolano y el régimen de Teherán", en un caso que "podría conducir a fuertes sanciones contra bancos" de Venezuela.

El ex ministro, que también fue presidente del Banco Central de Irán, aparece como director principal del Banco Internacional de Desarrollo (BID), "una institución de capital iraní con sede en Caracas", explica el rotativo citando el acta de incorporación de la institución.

DZ (dpa, El Nuevo Herald)

DW.DE