1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Superpoblados, por “escasa planificación”

Los países industrializados están cada vez más viejos y menos poblados. En las naciones en vías de desarrollo, las tareas pendientes en materia de salud reproductiva refuerzan la tendencia mundial a la superpoblación.

Cada vez menos alemanes.

Cada vez menos alemanes.

Desde inicios del siglo XIX hasta la fecha, la población mundial aumentó de unos 1.000 millones a más de 7.000 millones de personas, calcula la División de Población de las Naciones Unidas. Este miércoles 11 de julio de 2012, mientras se celebre el Día Mundial de la Población, nacerá, por ejemplo, el habitante 7.057.608.000 del planeta.

La conmemoración tiene su origen el 11 de julio de 1987, cuando el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) celebró el arribo de la población mundial a los 5.000 millones de personas. Dentro de unos cuarenta años, en el 2050, la cifra sobrepasará probablemente los 9.000 millones de personas.

Mientras, suenan las alarmas por la influencia de la superpoblación sobre el cambio climático, por la necesidad urgente asegurar las materias primas del futuro, o de generar políticas que aseguren a todos qué comer, beber, vestir, acceso a la educación, a la salud, a un empleo digno.

Más industrializados, con menos habitantes y más viejos

Cada vez menos alemanes y más viejos.

Cada vez menos alemanes y más viejos.

Este crecimiento demográfico apenas se hace visible en países industrializados como Alemania, donde la población se reduce y envejece cada vez más. Según la Oficina Federal de Estadísticas germana, en unos 50 años, uno de cada tres alemanes superará los 65 años de edad.

En Alemania, que tiene la tasa de natalidad más baja de la Unión Europea, sólo nacieron 680.000 niños en 2010. Al mismo tiempo, fallecieron 600.000 personas más de las que nacieron. Este país, que tiene actualmente una población de unos 82 millones de habitantes, de la cual ya la quinta parte se considera producto de la inmigración, tendrá apenas unos 71 millones en 2050.

El reto para los políticos y la sociedad en general es inmenso. Para empezar, y en vistas de que la esperanza de vida de los alemanes se ubica en los 82,5 años para las mujeres y 77,5 para los hombres, la edad de jubilación se ha elevado a 67 años de edad. Pero la medida sigue siendo insuficiente para sostener el sistema de seguridad y bienestar social del que disfrutaron varias generaciones de posguerra.

Planificación familiar, en vías de desarrollo

Aún existe una gran diferencia entre la cantidad de hijos deseados y efectivamente traídos al mundo.

Aún existe una gran diferencia entre la cantidad de hijos deseados y efectivamente traídos al mundo.

El sostenido crecimiento demográfico del planeta se concentra fundamentalmente en los llamados países en vía de desarrollo, confirman las cifras de Naciones Unidas. En África, por ejemplo, la población se triplicará hasta unos 3.500 millones de personas en esta década. Entre las principales causas se encuentran los embarazos indeseados, explicó a la prensa la vocera de la fundación alemana para la población mundial Deutsche Stiftung Weltbevölkerung (DSW).

La planificación familiar se considera un derecho humano internacionalmente reconocido desde 1968. Pero, varias décadas después, el derecho a prever el momento adecuado para un embarazo o la cantidad de hijos que se desea tener, permanece vedado para muchas mujeres y hombres, especialmente en países en vías de desarrollo. En unos 215 millones de mujeres en todo el mundo estima el reporte anual emitido por DWS en 2011 la cifra de quienes carecen del acceso necesario a los métodos anticonceptivos modernos.

Cada año, en los países en vías de desarrollo, 75 millones de mujeres, entre ellas 14 millones de adolescentes, se convierten en madres tras un embarazo indeseado. Diversas encuestas muestran que aún existe una gran diferencia entre la cantidad de hijos deseados y los efectivamente traídos al mundo por muchas mujeres o parejas.

América Latina es la región del mundo donde esa diferencia entre hijos deseados e hijos traídos al mundo es más notable, destaca DSW. La menor diferencia se observa en los países africanos al sur del Sahara, aunque también en esta región disminuyen las cifras de hijos que una familia desea tener: las parejas de Kenia desean tener hoy día, como promedio, entre 4 y cinco hijos. En 1979 eran 8, compara la fundación alemana.

¿Y los valores y las poderosas instituciones religiosas?

Protesta de grupos religiosos contra el aborto en México.

Protesta de grupos religiosos contra el aborto en México (archivo).

DWS, entre otras organizaciones de la sociedad civil internacional, apuesta por el desarrollo de los sistemas de educación y de salud pública, por políticas y campañas comunicativas de promoción de salud y por garantizar el acceso a métodos anticonceptivos adecuados, para contrarrestar la tendencia mundial a la superpoblación y elevar las perspectivas de desarrollo de los países pobres.

Por eso, otras organizaciones como Amnistía Internacional, que trabajan "para promover los derechos humanos de las mujeres y de las personas jóvenes”, han hecho un llamamiento público a los líderes mundiales en vísperas de la “Cumbre sobre Planificación Familiar”, organizada con apoyo del gobierno del Reino Unido y la “Bill and Melinda Gates Foundation” para este 11 de julio en Londres.

“Que garanticen la salud y los derechos sexuales y reproductivos” de la población mundial, piden estas organizaciones a los políticos de todo el globo, mientras se ocupan ellas mismas de impulsar programas en este sentido. Organizaciones que defienden valores religiosos como la red Provida, sin embargo, llaman a la cita de Londres "cumbre abortista" y han publicado en la red críticas y cartas abiertas a sus organizadores.

Ya en la recién concluida Cumbre Río+20 los temas de población y planificación familiar quedaron excluidos del documento final. Por iniciativa de la Iglesia católica, círculos fundamentalistas de Norteamérica y países islámicos -recordó a la agencia dapd el director del Instituto de Población y Desarrollo de Berlín, Reiner Klingholz-, estos tópicos quedaron fuera de las metas y acuerdos de los líderes mundiales reunidos, en Río de Janeiro, en busca de soluciones para un planeta más sostenible.

Autora: Rosa Muñoz Lima

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW.DE