1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: fuertes enfrentamientos en suburbios de Damasco

Los opositores hablan de una “batalla decisiva”, mientras los medios estatales aseguran que las milicias alzadas están formadas por terroristas.

Tropas del gobierno de Siria atacaron con especial dureza los bastiones rebeldes en las afueras de Damasco, luego de que los insurgentes anunciaran y concretaran un avance sobre la capital del país, cuyo objetivo es debilitar las fuerzas militares leales al Gobierno y acercarse al corazón político del Estado.

Las unidades de elite de la Guardia Republicana, instaladas sobre el imponente Monte Qasioun en el centro de la ciudad, disparaban rondas de artillería y proyectiles hacia el vecindario oriental de Jobar y a una circunvalación en dirección sur, donde los rebeldes tomaron control de barricadas y puestos militares.

Unos 7.200 combatientes llegaron a Damasco.

Unos 7.200 combatientes llegaron a Damasco.

Una fuente militar sostuvo que los rebeldes atrincherados en los alrededores de Damasco pertenecen a la red terrorista Al Qaeda, como el Frente al Nusra, y que la mayoría de ellos proviene de Yemen, Afganistán, El Líbano e Irak. Estados Unidos incluyó al Frente al Nusra en su lista de organizaciones terroristas.

Opositores al régimen de Al Assad dieron cuenta del uso masivo de helicópteros militares entre el barrio de Yobar, en el este de Damasco, y los barrios periféricos.

No quieren tomar la ciudad

Por su parte, los rebeldes atacaron varios puestos de control militar en el este de Damasco. Algunos vecinos y activistas aseguraron que los enfrentamientos registrados en esa zona han sido los más intensos desde hace varios meses. Más de 7.200 combatientes opositores se han desplazado hasta la capital para librar lo que llaman la “batalla decisiva”.

“Se volvieron locos, todos ellos están locos, locos”, dijo una residente del centro de Damasco citada por la agencia Reuters. En los suburbios de la ciudad, hasta ahora poco afectada por la guerra que comenzó hace 23 meses, se están viviendo feroces combates, que quedan en evidencia por algunas cifras entregadas por los alzados.

Según los activistas rebeldes, unas 30 personas murieron como consecuencia de los bombardeos de las fuerzas del Gobierno, mientras que medios estatales dijeron que seis personas, incluyendo una mujer y tres niños, perdieron la vida por un ataque con mortero contra un autobús en el distrito noreste de Qaboun el jueves (07.02.2013).

El capitán Islam Alloush, de la unidad rebelde Liwa al-Islam, dijo que el objetivo de la ofensiva no es tomar la ciudad, pues eso quedará para cuando tengan apoyo. Ahora quieren “capturar las posiciones de los francotiradores y las fortificaciones que forman parte de la línea de defensa del régimen en Damasco, no avanzar rápidamente sin tener el apoyo adecuado", declaró.

La ofensiva es comandada por generales que desertaron del Ejército de Siria.

DZ (Reuters, dpa)

DW.DE