1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Retorna Bolivia al pacto antidroga de la ONU

Este domingo (10.02.2013) entró en vigor el retorno del país sudamericano a la Convención de la ONU sobre Estupefacientes, adoptado el pasado 11 de enero. Bolivia mantiene las reservas al masticado de coca.

Bolivia retornó a la Convención única sobre Estupefacientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de 1961, pero con "la reserva" del masticado de coca, informó el viceministro boliviano de la Coca, Dionisio Nuñez.

"Con plenos derechos, Bolivia es parte de la Convención, automáticamente, a partir de este domingo", afirmó Nuñez a los periodistas y luego anticipó que habrá "una misión especial de agradecimiento", formada por dirigentes campesinos y autoridades, que viajará el próximo mes a Viena.

"Vamos a agradecer a los países que apoyaron la reincorporación de Bolivia con el respeto a nuestras tradiciones", puntualizó la autoridad boliviana y confirmó la participación de su país en el próximo periodo de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la Convención, que se realizará en la capital austríaca entre el 11 y 15 de marzo.

El gobierno del presidente Evo Morales había decidido el 29 de junio de 2011 quedar fuera de la convención antidrogas de 1961, suscrita en Viena por 184 países, aunque seis meses después pidió a la ONU su readmisión pero con una reserva: despenalizar el masticado de coca.

¿Eliminar el masticado de coca?

Bolivia rechazó los apartados del artículo 49 de la Convención sobre Estupefacientes que penalizan el masticado de la hoja de coca y clasifican al arbusto como estupefaciente. Además, el texto recomendó eliminar "su práctica" (masticado) en un plazo no mayor a 25 años.

El veto de Estados Unidos, Rusia, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Suecia, Finlandia, Portugal, Israel, Japón y México no alcanzó para impedir el retorno de Bolivia con la reserva. Se requería el veto de 62 de 184 países.

El 11 de enero, la ONU informó la readmisión de Bolivia a la Convención será efectiva a partir del 10 de febrero con la inclusión de la reserva al masticado de la hoja de coca. La decisión contó con el apoyo de 168 países y la objeción de 15.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) estableció en 2012 que Colombia es el primer productor de coca del mundo, con 68.000 hectáreas, Perú es segundo con 59.000 y Bolivia se sitúa tercero con 27.200 hectáreas de sembradíos de coca. Además, los tres países son los mayores productores de cocaína.

La ley antidroga boliviana permite la producción de hasta 12.000 hectáreas de coca para el masticado y usos medicinales legales, mientras la Unión Europea ha financiado un estudio sobre la demanda del mercado local, cuyos resultados aún no se conocen.

el(dpa, afp)

DW.DE