1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Retiran productos falsamente etiquetados de supermercados franceses

Seis cadenas de supermercados franceses retiraron de la venta productos que, según demostraron pruebas realizadas en Reino Unido, contenían carne de caballo a pesar de estar etiquetados como carne de vacuno.

Los supermercados de Carrefour, Auchan, Casino, Cora, Monoprix y Picard retiraron la lasaña y otros alimentos que contienen carnes procedentes de la marca Findus o su subcontratista Comigel. Esta última, con sede en la ciudad de Metz, produce platos tanto para Findus como para las marcas blancas de los supermercados. Comigel asegura que adquirió la carne del proveedor francés Spanghero, que por su parte la compró a un proveedor rumano que aseguró que era carne de vacuno.

¿Perjudicial para la salud?

Por el momento no se considera que la carne de caballo sea perjudicial para la salud, aunque su inclusión en productos denominados como carne vacuna supone un engaño al consumidor.

Sin embargo, la agencia británica de seguridad alimentaria ordenó estudiar si la carne contiene phenybultazone, un tipo de sustancia utilizada por los veterinarios. Los animales tratados con esta sustancia no pueden entrar en la cadena alimentaria, según informó Press Association. Los resultados de estos análisis se conocerán el próximo viernes.

El ministro de Medio Ambiente británico, Owen Paterson, aseguró este domingo que la Unión Europea podría plantearse una prohibición a la importación de carne si se demostrase que la que contiene carne de caballo comporta riesgos para la salud.

Recursos legales

Findus aseguró haber sido "engañada" respecto al uso de carne de caballo en su lasaña y anunció que adoptará acciones legales. También Comigel iniciará acciones legales, lo mismo que Spanghero. El gobierno francés convocó para este lunes una reunión de emergencia para tratar el tema.

En enero se encontraron restos de carne de caballo en productos de fabricantes irlandeses. A finales de ese mes, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España detectó carne de caballo en dos marcas de supuestas hamburguesas de vacuno distribuidas en el país sin que se informara de su composición en la etiqueta.

er (dpa/afp)

DW recomienda