1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Empresas

Puma y Adidas: paz luego de 60 años

Los dos grandes consorcios alemanes de artículos deportivos han estado separados por una lucha fraternal. La pugna de 60 años llegará a su fin el próximo lunes, Día Mundial de la Paz.

Reconciliación de Puma y Adidas.

Las luchas entre hermanos siempre son las peores. Es el caso de los hermanos Rudolf y Adolf Dassler, quienes fundaron en el siglo pasado una empresa de artículos deportivos. Razones hasta ahora no esclarecidas del todo motivaron una separación que mantuvo alejados a ambos hasta la muerte. Las versiones van desde diferencias políticas hasta líos de faldas.

Adolf "Adi" Dassler, fundador de Adidas. (Archivo)

Como quiera que sea, el pleito es cuento viejo. En el ocaso de los años cuarenta, Rudolf y Adolf “Adi” Dassler fundaron sendas empresas que con el paso del tiempo se convirtieron en exitosos consorcios internacionales.

Caminos que se bifurcan

Mientras Rudolf Dassler estableció en 1948 las bases del consorcio Puma, Adi hacía lo propio el año siguiente al fundar “Adi Dassler Adidas Schuhfabrik”, también en la pequeña localidad bávara de Herzogenaurach.

La rivalidad entre ambas es acérrima desde entonces. Tanto Adidas como Puma se han anotado logros de suma importancia. La primera es universalmente conocida por sus tres líneas características, que estuvieron presentes cuando la rumana Nadia Comaneci consiguió el primer 10 en la gimnasia olímpica, en los juegos de Montreal 1976, o cuando la tenista Steffi Graf ganó su primer Golden Slam. Adidas también es, con diez por ciento del paquete accionario, uno de los socios más importantes del FC Bayern München, en la Bundesliga.

Puma, por su parte, ha acompañado a atletas tan importantes como el jamaicano Usain Bolt, quien batió la marca de los 100 metros planos durante el reciente Mundial de Atletismo realizado en Berlín.

Castro enfundado en Adidas.

Un revolucionario cambia de bando

Un episodio sin duda curioso en la historia tanto de Adidas como de Puma ha tenido lugar a raíz de la caída que sufrió Fidel Castro hace unos años, y de su ulterior convalescencia.

Las ya célebres fotografías donde aparece desde entonces el "máximo líder" mostraban en un principio a éste enfundado en trajes deportivos de Adidas. Pero este verano ocurrió un cambio que para muchos ha sido sorprendente: el dirigente cubano apareció con vestimenta de la marca Puma.

Las especulaciones sobre posibles tratos comerciales para el cambio orillaron a ambas empresas a aclarar a través del diario Financial Times Deutschland que no existen contratos individuales de uso de ninguna de las dos marcas por parte del líder cubano.

"Como otros personajes públicos, Castro decidió hacer uso de productos de Puma. La empresa no hace ninguna valoración de juicio sobre tales decisiones", agregaron voceros de Puma esa ocasión.

Dos global players de Baviera

Hoy, Adidas es la marca número dos de artículos deportivos en todo el mundo; Puma le sigue en tercer lugar.

Pero en el 60 aniversario de Adidas, tanto ésta como Puma finalmente departirán amistosamente en un evento público. Se trata, como dice Herbert Hainer, presidente de Adidas, de demostrar que “el deporte es capaz de unir a las personas”.

Jochen Zeitz, presidente de Puma.

Debido a la pugna que dura ya más de seis décadas, el acontecimiento es calificado como “histórico” por algunos observadores de la vida económica alemana.

Todo ocurrirá este lunes (21.09.2009) exactamente a las cinco de la tarde. El escenario es ideal: una cancha de fútbol de Herzogenaurach, en la que se disputará un partido amistoso entre trabajadores de Adidas y Puma.

En el marco del encuentro deportivo, Heiner y su homólogo de Puma, Jochen Zeitz, se darán la mano para una foto que seguramente dará la vuelta al mundo.

Ello, dieron a conocer ambas empresas, forma parte de las celebraciones por el Día Mundial de la Paz, que se celebrará en todo el planeta esa misma jornada.

Autor: Enrique López Magallón

Editor: José Ospina Valencia

DW.DE