1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

¿Por qué el mercurio es tan tóxico?

El mercurio es inodoro, pero venenoso. Los humanos tienen contacto con este metal más de lo que creen. ¿Qué sucede en el organismo cuando los humanos inhalan o ingieren este metal pesado?

Eurodinámica: ¿Por qué el mercurio es tan tóxico?

En la reciente Convención Mundial del Mercurio, en la ciudad japonesa de Minimata, los primeros 140 países, entre ellos Alemania, firmaron un acuerdo histórico en favor del medio ambiente y la salud de trabajadores y consumidores: a partir de 2020 será prohibida una serie de productos que contienen mercurio, como pilas e interruptores y otros sólo podrán circular con limitaciones.

El mercurio se ha utilizado en termómetros, interruptores eléctricos y máquinas. También los tubos fluorescentes y las bombillas ahorradoras de energía están llenas de mercurio puro, un estado que lo hace especialmente peligroso porque este metal pesado se evapora a una temperatura de 20°. Los pulmones lo aspiran fácilmente y debido a su alta disolución en grasas, el organismo humano lo asimila en la sangre que lo lleva hasta el cerebro.

Un envenenamiento de los nervios se manifiesta con trastornos del sueño, intranquilidad y parálisis. Thomas Gebel, toxicólogo de la Agencia Federal de Protección del Trabajador, de Dortmund, advierte sobre otras consecuencias graves:

"Como el eretismo Mercurialis por el que los pacientes no pueden escribir correctamente en una sola línea”.

Solo la rotura de un termómetro puede causar una intoxicación. Gebel advierte de los casos en que quedan residuos de mercurio en el cuarto de niños y éstos inhalan las evaporaciones durante un tiempo.

"El mercurio no se comporta como el agua caliente, cuyo vapor desaparece rápidamente sino que se mantiene emitiendo tóxicos que, una vez, inhalados, se quedan en el cuerpo por largo tiempo.

Un riesgo al que muchas personas en los países en desarrollo están expuestas cuando tratan de recuperar el mercurio de tubos fluorescentes y bombillas. Jochen Flasbarth, presidente de la Agencia Federal del Medio Ambiente:

“El desguace de productos contenedores de mercurio es realizado por niños, a menudo, en sus propias casas, sin saber a cuáles peligros se exponen”.

Cuando el medicamento cura, pero mata

Depósitos para la recolección de bombillas con mercurio en una tienda de cadena en Colonia, Alemania.

Depósitos para la recolección de bombillas con mercurio en una tienda de cadena en Colonia, Alemania.

Los síntomas de intoxicación con mercurio pueden durar varias semanas, además de causar infertilidad.

También el cinabrio o bermellón, minerales fuente del mercurio utilizados en la ortodoncia y aparatos eléctricos, pueden ser tóxicos, aunque en menor grado que el mercurio puro. El toxicólogo Gebel:

“El mercurio está contaminando la cadena alimenticia de los mares. Primero se adhiere a las algas de las que se alimentan los peces, de los cuales nos alimentanos después”

Lo paradójico es que en el siglo XIX la obstrucción intestinal era tratada con la ingestión de grandes cantidades de mercurio. La clave: si bien los pulmones absorben el mercurio que inhalado desarrolla su potencial tóxico fácilmente, el intestino grueso lo evacúa sin que cause mayores daños. El problema: los pacientes eran curados del mal intestinal, pero morían al inhalar el singular “medicamento”.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema