1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía europea

Pesca: ministros de la UE acuerdan prohibir el descarte

Buques de la Unión devuelven al mar 1,3 millones de toneladas de pescados al año. Proyecto pretende acabar con eso.

Tuvieron que pasar 21 horas para que los ministros de la Unión Europea reunidos en Bruselas pudieran ponerse de acuerdo sobre la necesidad de combatir la sobrepesca, esa práctica que supone eliminar a los pescados que no son comercializables o que exceden las cuotas que pueden explotar las empresas.

Eliminarlos implica tirarlos por la borda, perdiendo potencial alimento y contaminando el medio ambiente. Pasaron, pues, 21 horas hasta que la mañana del miércoles (27.02.2013) finalmente acordaran los ministros un calendario para eliminar esta práctica, que desde hace tiempo es considerado un problema acuciante para las autoridades.

Para el ministro de Agricultura de Irlanda, Simon Coveney, que además preside el Consejo Europeo de ministros de Pesca y lideró la reunión, se obtuvo "un muy buen resultado". Su colega alemana, Ilse Aigner, añadió que "esto ocurrió en el filo de la navaja, porque casi hasta el final no había acuerdo alguno".

Un millón de toneladas

La Comisión Europea calcula que el 23 por ciento de las capturas de peces realizadas por buques de la UE son devueltas al mar. Mientras, la FAO ha advertido que el noreste del Atlántico presenta los mayores niveles de descarte del mundo, estimados para el caso de la Unión en 1,3 millones de toneladas al año.

Los ministros estuvieron de acuerdo en que es imposible controlarlo todo, como que especies no deseadas o ejemplares juveniles cuya captura está prohibida caigan en las redes, pero sí atendieron que es necesario bajar esas cifras. Una de las propuestas es rediseñar las redes para que los peces más pequeños no queden atrapados en ellas.

El acuerdo implica que la prohibición propuesta se llevará a cabo de forma gradual a lo largo de cinco años, a partir de enero de 2014, cuando el 7 por ciento de las capturas no deseadas podrán ser devueltas al mar. Suecia fue el único país que no quiso aprobar el compromiso, aduciendo que el acuerdo no cumple con sus expectativas.

El ministro irlandés Simon Coveney señaló en una rueda de prensa al término del Consejo que la prohibición de los descartes se aplicará de la siguiente forma: para las especies pelágicas (de forma simple: las que viven más cerca de la superficie) a partir de 2014; en el mar Báltico, desde 2015; en los caladeros del noroeste y suroeste y en el mar del Norte, en 2016 y, en el Mediterráneo, en 2017.

La propuesta debe ser discutida ahora en el Parlamento Europeo.

DZC (dpa, AFP, EFE)

DW recomienda