1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Miles de evacuados por inundaciones en Australia

Miles de personas debieron abandonar sus hogares debido a las inundaciones en dos estados del este de Australia, tras tres días de tormenta tropical.

Los rescatistas ayudaban este martes a los habitantes de Nueva Gales del Sur y Queensland a abandonar sus viviendas. Al menos cuatro personas murieron en las inundaciones, y un niño de tres años falleció debido a las heridas que sufrió al ser aplastado por un árbol en Brisbane.

A los residentes de Brisbane, además, se les recomendó hervir el agua corriente antes de beberla, ya que las plantas de depuración tuvieron que ser clausuradas a causa del ascenso de las aguas.

En la localidad de Bundaberg, al sur de Brisbane, la situación es especialmente grave. Allí, más de 2.000 hogares fueron arrasados por las aguas, y mucha gente ignoró las advertencias de huir de sus casas, refugiándose en los techos a la espera de ser rescatados. Las autoridades informaron que unos 14 helicópteros intentaron transportar a más de 1.000 habitantes de Queensland hacia zonas más seguras durante la noche local.

Se esperan más catástrofes climáticas

La primera ministra de Australia, Julia Gillard, dijo a la prensa durante una visita a los lugares recientemente incendiados en partes del estado de Victoria, en el sureste del país, que “el salvaje tiempo había roto muchos corazones" y que muchos habitantes de Queensland estaban viviendo sus terceras inundaciones en dos años.

Australia sufrió varios graves incendios.

Australia sufrió varios graves incendios.

Australia está pasando por una de las peores series de catástrofes climáticas de los últimos años, con más de 170 muertos en incendios, en 2009, y con graves inundaciones en Queensland, en 2011, donde perdieron la vida 35 personas.

Los expertos aseguran que los fenómenos climáticos se tornarán aún más extremos en Australia en el futuro, con más tormentas y gran cantidad de precipitaciones, así como extremo calor, lo que también propiciaría incendios, según dijo David Karoly, asesor de la Comisión para el Clima del Gobierno australiano.

cp/ chp (afp, rtr)

DW recomienda