1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

"Matar extraños" reflexiona sobre la Revolución Mexicana

La cinta mostrada en la sección Forum, de cine de vanguardia de la Berlinale, hace una reflexión sobre lo fácil que es reconstruir el pasado y manipularlo. Fue la primera cinta mexicana en la 63 edición de la Berlinale.

Un primer plano revela los desperfectos en la piel de una mujer que repite frases sobre la revolución que parecen sacadas de un libro de texto escolar. La cinta filmada en un salón de una residencia porfiriana en la colonia Roma en la Ciudad de México, muestra a una serie de hombres de cabello negro y tez morena que repiten frases sobre la revolución. Uno de ellos advierte al inicio de la cinta que "sólo una actuación genuina puede absorber por completo al público". Los hombres gesticulan ante la cámara, portan armas y caen al suelo como si hubieran sido mortalmente heridos.

Otros tres hombres con anchos sombreros buscan sumarse a la revolución en un paisaje desértico de Sonora. La cámara los muestra trepando como insectos sobre un monte escarpado. Los conflictos y la desconfianza surgen entre ellos, recreando con teatralidad una escena histórica que bien podría haber sucedido.

"Lo que me interesaba hacer es reflexionar sobre la manera como reconstruimos en México el pasado para que encaje en el presente", cuenta Nicolás Pereda en conversación con DW. El cineasta recuerda las celebraciones oficiales del bicentenario en el 2010, en el que fue reconstruido el pasado para adaptarlo a las necesidades contemporáneas. "No se trata tanto de criticar lo que hizo el gobierno mexicano ni reconstruir el pasado tampoco, sino jugar y mostrar lo fácil que es hacer una propia reconstrucción del pasado, decirle a alguien: haz como que fueras revolucionario y repite estas líneas".

Codirectores de Matar Extraños: Jacob Secher Schulsinger de Dinamarca y Nicolás Pereda de México.

Codirectores de Matar Extraños: Jacob Secher Schulsinger de Dinamarca y Nicolás Pereda de México.

La cinta estrenada este viernes en la sección Forum de cine joven despertó un gran interés de la prensa y la crítica de cine internacional. Se trata del séptimo largometraje del cineasta mexicano Nicolás Pereda y la primera corpoducción de su carrera. Dentro del programa llamado Docs Lab, patrocinado por el festival de cine de Dinamarca, Pereda fue seleccionado para codirigir junto con el danés Jacob Schulsinger una cinta. "No nos conocíamos ni habíamos visto el trabajo del otro antes", dijo Schulsinger en conversación con DW. "En cinco días teníamos que encontrar una idea en Copenhague. Definimos ideas básicas como el escenario del casting y cuando rodamos la cinta improvisamos mucho", afirma.

Uno de los escenarios de la filmación, en una localidad llamada Chupadero, en Durango, fue un set abandonado de Hollywood que los habitantes del lugar siguen preservando. "Es como una película de vaqueros, hay una conexión entre la historia y el cine y mucho se puede ver a través de las películas. "En la mayoría de nuestras mentes la guerra es una película, no es algo que hayamos vivido. No vemos a gente matándose entre sí, más que en las películas y el cine", señala Pereda.

El cineasta mexicano, que vive entre Boston, Canadá y la Ciudad de México, reconoce que su séptimo largometraje no será para un gran publico. "Ese es el caso de todas mis películas anteriores de cualquier manera y ésta incluso más, es la más extraña, creo que la verá poca gente. Este no es el tipo de cine que se hace en México o que se hace en ningún lado".

Autora: Eva Usi

Edición: Emilia Rojas

DW.DE