1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Empresas

Maltrato a trabajadores de Amazon ocupa al gobierno alemán

El gigante de las ventas por Internet tendrá que explicar cómo trata a sus trabajadores, sobre todo a los subcontratados. Así lo ha exigido la ministra alemana del Trabajo después de que se conocieran denuncias.

Planta de Amazon en Pforzheim, Alemania.

Planta de Amazon en Pforzheim, Alemania.

Reporteros de la televisión alemana mostraron cómo trabajadores de la multinacional de las ventas online, subcontratados por Amazon, tienen que recorrer varias horas para llegar a sus sedes de trabajo y cómo tienen que compartir sus viviendas hacinados en pequeñas casas.

El escándalo se encendió cuando la cadena pública ARD emitió un documental que denuncia las condiciones de los empleados temporales contratados como refuerzo en almacenes de Amazon en Alemania.

El reportaje titulado "¡Entregado!" está protagonizado por una inmigrante española, que cuenta detalles sobre los largos viajes a las jornadas nocturnas de trabajo, el alojamiento en cabañas de vacaciones con varios desconocidos o el control permanente de los empleados por parte de personal de seguridad con rasgos ultraderechistas que intimidan a los trabajadores.

Ola de críticas

El documental ha despertado una ola de críticas y varios llamamientos en las redes sociales a boicotear a la compañía estadounidense. Amazon se ha defendido asegurando que investigará las acusaciones vertidas. También la empresa de seguridad contratada por Amazon rechazó en un comunicado tener personal de ultraderecha o promover esa ideología.

"¡Entregado!", de media hora de duración y emitido en la noche del pasado miércoles, retrata cómo trabajan 5.000 empleados subcontratados por Amazon en almacenes de Alemania durante la temporada navideña. "El reportaje revela lo que se esconde tras la fachada de Amazon.de, la versión alemana del portal, responsable de que sea tan barato acceder al bello y nuevo mundo de la plataforma de las ventas online”, resume la cadena.

El relato se centra en una maestra de arte española desempleada y con tres hijos. Al igual que muchos de los empleados, en su mayoría extranjeros, se aloja en una cabaña de menos de 80 metros cuadrados junto a otros cinco desconocidos.

La maestra depende de un único autobús que viaja desde las cabañas hasta el almacén y que suele retrasarse. "Pero si llegamos tarde a nuestro turno, nos pagan menos", explica impotente. El reportaje recalca la vigilancia a la que están sometidos casi todo el día los empleados, incluso cuando están comiendo. También denuncia que los guardias, que llevan la cabeza rapada y uniformes negros, tienen acceso irrestricto al interior de las cabañas de los empleados e intimidan incluso al equipo de filmación.

Amazon, conocido en la región por ser “mal empleador”

Amazon tiene en Alemania unos 7.700 empleados fijos en centros de logística en las localidades de Augsburgo, Bad Hersfeld, Leipzig, Rheinberg, Werne, Pforzheim y Coblenza. "En la temporada navideña contratamos personal adicional a través de empresas de trabajo temporal", explicó la compañía ante la consulta de la agencia dpa. Según Amazon, cobran un salario bruto de 9,30 euros el primer año. Luego sube a más de diez.

Centro de envíos de Amazon en Bad Hersfeld, Alemania.

Centro de envíos de Amazon en Bad Hersfeld, Alemania.

Sobre la acusación de que los vigilantes de seguridad registran habitaciones de empleados, la compañía advirtió que no admitirá "ningún tipo de discriminación ni de intimidación".

"Aunque la empresa de seguridad no haya sido contratada por Amazon, por supuesto estamos examinando las acusaciones vertidas por el reportaje y tomaremos las medidas que sean adecuadas de forma inmediata". La empresa también dice revisar regularmente a los proveedores "responsables de alojar a empleados temporales provenientes de otras regiones".

Problema estructural permanente

El experto en Amazon del sindicato alemán Verdi, Heiner Reimann, sostuvo que la compañía tiene "un problema permanente" con la situación de sus empleados subcontratados. La empresa debe buscarlos en el extranjero porque en torno a los centros de logística muchos tuvieron malas experiencias y no quieren volver a repetirlas, añadió.

Según Reinmann, Amazon reaccionó a las quejas en varias ocasiones y corrigió algunos defectos. Pero el problema es estructural, explicó: con su modelo de negocio, la empresa sólo puede resolver la situación con empleados que cuenten con contratos temporales.

Por lo pronto, la ministra de Trabajo alemana, Ursula von der Leyen, solicitó a Amazon exponer ante las autoridades las condiciones en las que trabajan sus empleados temporales. "La sospecha es fuerte, por eso ahora hay que poner cuanto antes todos los datos sobre la mesa", señaló en el dominical capitalino Welt am Sonntag. Von der Leyen amenazó incluso con retirar la licencia a la empresa de trabajo temporal a través de la cual Amazon consigue sus empleados subcontratados. La ministra advirtió que, si se demuestra que las acusaciones tienen sustento, "la licencia está en juego".

Autor: José Ospina Valencia (dw, hr, dpa)

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW.DE