1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Los alemanes confían en la Policía

La Policía, que cuenta con unos 250.000 efectivos en Alemania, es la institución que goza de mayor confianza en el país, de acuerdo con un reciente estudio.

La Policía suele ser blanco de chistes, canciones burlonas y críticas concretas. Sobre todo después de grandes manifestaciones, como las que tuvieron lugar en Stuttgart contra el proyecto de construcción de una nueva estación ferroviaria, cunden los reproches por la violencia con que la Policía interviene contra los ciudadanos que protestan.

Sin embargo, esto no ha hecho gran mella en la imagen de los guardianes del orden, según un estudio realizado por la Asociación de Investigación del Consumo (GfK, por sus siglas en alemán). De acuerdo con el Global Trust Report 2013 (Reporte Global de Confianza), no hay otra institución que tenga mayor prestigio en Alemania. En 81 por ciento de los encuestados dijo confiar en la Policía. En comparación, los bancos y las aseguradoras sólo obtuvieron 29 puntos porcentuales.

Podría decirse que se trata de un fenómeno típicamente alemán, porque los resultados son muy diferentes en otros países. A nivel mundial, el ejército o las Fuerzas Armadas figuran en lo alto de la lista de organizaciones. La GfK consultó en total a más de 28.000 personas, en 25 países, por su valoración de 12 instituciones y ramos empresariales en cuanto a su confiabilidad.

El factor de la corrupción

Bernhard Witthaut.

Bernhard Witthaut.

El jefe del sindicato alemán de policías, Bernhard Witthaut, atribuye la buena fama de su institución principalmente a la insobornabilidad, sobre todo en comparación con otros países. “Creo que en general la Policía disfruta de muy buena fama en Europa, pero naturalmente hay también muchas críticas y reparos, sobre todo el países del Este europeo”, dice Witthaut, subrayando que la corrupción y los sobornos juegan un papel importante en ello.

Así lo confirma Raimund Wilner, gerente de la GfK, en conversación con DW. “Contrastamos la confianza que se tiene en la Policía con el nivel general de corrupción en los diversos países, según los datos de Transparencia Internacional”, indica, explicando que hay una clara interrelación.

Donde más se desconfía

Tan buenos resultados como los policías alemanes obtienen en el estudio sus colegas de Suecia, Canadá y Australia. En Estados Unidos y Gran Bretaña los niveles de confianza también son altos y se sitúan en torno al 80 por ciento. “De otro lado hay países como Italia, Polonia y Rusia, que se ubican notablemente más abajo, con índices de entre un 55 y un 58 por ciento”, señala Wildner. El peor resultado lo obtuvo la Policía en Nigeria, con un 11 por ciento. En Argentina logró solo un 28 por ciento y en Indonesia un 34 por ciento.

Al margen de la corrupción, Witthaut también asigna gran importancia a la forma en que la Policía enfrenta sus propios errores. Hace apenas pocos días se publicaron fotos de una joven muniquesa con hematomas en la cara, que habría sido golpeada en un retén policial. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional registra una y otra vez maltratos en su estudio “agresor desconocido”.

“Intentamos tratar esos casos de modo que posteriormente por lo menos sean sometidos a una instancia de control parlamentario”, dice Witthaut. Lo importante es asumir la crítica y esclarecer los hechos. También para Wildner ese proceder es uno de los principales instrumentos para mantener la confianza. “Si se acepta que esos hechos ocurren y se los sanciona, la organización actúa correctamente”, opina. Los intentos de encubrimiento, en cambio, son fatales para la credibilidad.

Autora: Stephanie Höppner/ Emilia Rojas

Editor: Enrique López

DW recomienda