1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

La virtopsia: revolución en la medicina forense

Un nuevo método, la "autopsia virtual" está revolucionando la medicina forense: en el lugar de bisturí, los médicos analizan digitalmente los cadáveres.

La autopsia virtual: no escapará el asesino.


La autopsia virtual es un procedimiento de análisis interdisciplinario que está revelando ser en muchos casos superior al clásico procedimiento de corte con bisturí en la medicina forense.

Una de las técnicas aplicadas para intentar aclarar crímenes es por ejemplo el escaneo de heridas en tres dimensiones. Los datos así obtenidos son almacenados digitalmente y, en caso de que se detenga a un sospechoso, se los compara con sus características.

De esa forma pudo ser resuelto recientemente un caso de una prostituta asesinada que tenía en su espalda una herida producida por mordida. La herida fue escaneada en tres dimensiones y los datos, almacenados en un CD-ROM.

Confesión bajo el peso de las pruebas

Poco después se detuvo a un sospechoso, al que se le tomó una impresión de su dentadura. Comparándola con los datos almacenados de la herida, los peritos pronto llegaron a la conclusión de que se trataba del autor del asesinato. Éste pronto confesó, bajo el peso de las pruebas.

"Cuando abrimos los cadáveres con un bisturí, sólo parece que vemos todo...", dice Richard Dirhofer, hasta hace poco director del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Berna, donde se está desarrollando el método. Y agrega: "... pero la autopsia tradicional tiene claramente sus limitaciones".

Por ello, Dirhofer creó hace cinco años el proyecto "Virtopsia". El objetivo es el análisis de cadáveres sin bisturí, pero con alta tecnología. Los forenses comienzan por escanear toda la superficie del cadáver en tres dimensiones.

Resultados sorprendentes

Luego lo exploran con el procedimiento de Tomografía Computarizada-Emisión de Positrones (CT-PET). Biopsias de invasión mínima proporcionan más informaciones sobre el estado de los órganos y marcadores bioquímicos permiten determinar con gran exactitud el momento del deceso.

Y cuando se trata de determinar si se registraron hemorragias internas, los forenses practican una angiografía pos mortem, es decir, hacen visibles los vasos sanguíneos.

Ya se han realizado hasta ahora más de cien virtopsias, con resultados sorprendentes. En un estudio se compararon en 40 casos autopsias clásicas con autopsias virtuales. El nuevo método reveló tener aún lados problemáticos, pero también claras ventajas.

Un enfoque más objetivo

La tomografía computarizadaes muy superior, por ejemplo, cuando se trata de analizar complicadas fracturas, sobre todo en el rostro y la pelvis. El aire en las arterias, que puede llevar a la muerte, se puede ver claramente en tomas radiográficas, mientras que en la autopsia clásica a menudo se pasa por alto.


Además, subraya, Dirnhofer, el nuevo enfoque es mucho más objetivo: "En las autopsias, el forense siempre escribe un informe subjetivo. Nosotros almacenamos los datos en un CD y los podemos consultar una y otra vez, intercambiar opiniones con colegas y presentarlos ante tribunales".

También es una ventaja que el cadáver no deba ser seccionado. Judíos ortodoxos ya han expresado un gran interés por el procedimiento.

Los adversarios de la virtopsia critican sobre todo los costos y el tiempo que lleva realizarla. Además, la muerte debido a complicaciones cardiorítmicas o diabetes no puede reconocerse por medios radiológicos, agregan. "La autopsia virtual nunca reemplazará por completo a la clásica", dice matthias Graw, forense de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich.

Pero, luego de fuertes críticas iniciales, ahora cada vez más institutos forenses en Alemania se interesan por la virtopsia. Por ello, la técnica será tema central en el próximo congreso de la Sociedad Alemana de Medicina Forense.

DW.DE