1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La pobreza, una cruda realidad en Alemania

Uno de cada cuatro ciudadanos residentes en Alemania vive amenazado por la pobreza, o bien, en la pobreza real. Jóvenes y niños son los más afectados.

Un ciudadano recolecta botellas vacías para ganarse unos centavos, en Alemania.

Para la Unión Europea, el riesgo de pobreza comienza cuando una persona recibe menos del 60 por ciento del promedio salarial en el país donde vive. La pobreza real, según el bloque comunitario, se ubica al percibir la mitad o menos del salario en el mencionado nivel de riesgo.

Con tales parámetros como referencia, el Instituto Alemán de Investigaciones Económicas (DWI) estimó que, en 2008, uno de cada siete alemanes vive en condiciones que rozan la pobreza.

Reparto de alimentos para indigentes, en Wiesbaden.

Preocupación por la pobreza

Los resultados del estudio correspondiente, presentado por el DIW este miércoles (17.02.2010) dejan mucho lugar a preocupaciones para la sociedad alemana. Según el documento, los jóvenes y los niños son quienes más afectados resultan por el incremento de la pobreza en Alemania.

Casi uno de cada cuatro alemanes entre los 19 y los 25 años de edad vive amenazado por la pobreza. Esto se debe a tres factores, dicen los autores del estudio: la educación técnica superior dura demasiado, de tal modo que el ingreso al mercado laboral se posterga; luego está la mala paga en los empleos disponibles para los jóvenes.

Finalmente, la juventud alemana tiende a abandonar más pronto el hogar familiar, de tal modo que queda expuesta más directamente a los riesgos de la pobreza y el desempleo.

Familias en riesgo

La situación no es mucho mejor para las familias alemanas. De hecho, dice el informe, el riesgo de caer en la pobreza es mayor conforme aumenta el número de hijos: 22 por ciento de los hogares con tres hijos se encuentra al borde de la pobreza. El porcentaje aumenta a 36 para familias con cuatro o más hijos.

Los niños y los jóvenes son los más afectados.

Cuarenta por ciento de las madres o padres solteros vive en situación de pobreza.

En cambio, el estudio señala que la pobreza no es un problema mayor para los alemanes jubilados. La Asociación de Banqueros de Alemania estima que apenas 2,5 por ciento de los ciudadanos de 64 años o más que viven en el país solicitaron ayuda social para garantizar su subsistencia. El organismo considera que dicha proporción no aumentará considerablemente en los próximos años.

Ayuda social efectiva

Los números presentados hoy en Berlín tienen otra interpretación. Significan, entre otras cosas, que 11,4 millones de personas que viven en se encuentran en riesgo de pobreza, o en situación de pobreza real. Esta cifra es un tercio mayor que la que se presentaba hace diez años, indicó la DIW.

La organización civil Solidaridad Popular (Volksolidarität) afirmó que las cifras demuestran el “fracaso” del Gobierno federal alemán al hacer frente a la pobreza. También demandó la implementación de un plan de acción inmediata.

Un ciudadano pide ayuda económica, en la ciudad de Essen.

El informe coincide además con un intenso debate al interior de la coalición del Gobierno federal alemán, en cuanto al programa de ayuda social para desemleados conocido como Hartz IV.

En este sentido, los investigadores de la DIW consideraron que un aumento en la cantidad que el Estado asigna a los afectados por el desempleo tendría poco impacto real en las causas que originan la pobreza en Alemania.

En cambio, propusieron que se realicen inversiones en infraestructura pública para el cuidado de niñas y niños de hasta tres años de edad, así como para mejorar las oportunidades de empleo para padres de familia, incluidas las madres solteras.

EL/dp/af

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW.DE