1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

La película cubana "La Piscina", tuvo su estreno en la Berlinale

La ópera prima del cineasta cubano Carlos Machado Quintela, hace un retrato plástico y melancólico de cuatro jóvenes discapacitados y su entrenador. DW habló con el cineasta antes de su estreno.

Carlos Machado Quintela llegó a Berlín acompañado por su equipo de producción, parte de su elenco, así como por un grupo de unos 15 amigos cubanos que viajaron desde Cuba para el estreno de la cinta, que curiosamente tiene lugar en el Cine Internacional, en el antiguo Berlín Oriental. Nacido en La Habana en 1984 Carlos Machado es egresado de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, y hasta ahora sus cortometrajes le han cosechado numerosos premios.

La cinta retrata de manera plástica, y sin emitir juicios, un día en la vida de cuatro jóvenes discapacitados. Afloran rivalidades y carencias emocionales. A Diana le falta una pierna, Dany tiene Síndome de Down, Rodrigo tiene dificultades para caminar, mientras que Oscar es mudo. Su entrenador, Esteban, un introvertido ex atleta profesional, no media entre ellos, pero les pregunta si resolvieron algo con tal o cual agresión.

"La Piscina" fue acogida por la sección Panorama de la Berlinale y aspira al Premio que otorga el festival a la mejor ópera prima. Carlos Machado Quintela habló con DW.

DW: ¿Cómo llegó tu película a la Berlinale?

Carlos Machado Quintela: Durante mis estudios en San Antonio de los Baños tuve a un profesor argentino, Hernán Musaluppi, productor de varias películas argentinas como La Libertad, El Custodio, que también estuvo en Berlín hace tiempo, y él vio la película y le gustó mucho y me dijo, mira no te prometo nada pero yo conozco a un programador que estoy seguro que le va a gustar la película, no la mandes a ningún otro festival porque si la aceptan en otro festival no la van a aceptar en Berlín. El se la pasó a Luciano Monteagudo, que es el programador del Festival de Berlín para Latinoamérica y vio la película y la recomendó. Así fue el proceso. Luego recibimos un e-mail de Wieland Speck que nos preguntaba si queríamos venir al Festival. Buenísimo.

Carlos Machado Quintela.

Carlos Machado Quintela.

En Cuba ya se estrenó la película, ¿que recibimiento tuvo?

La película en Cuba ha tenido muy buena crítica, por supuesto siempre hay matices, hay a quienes le gusta y a quienes no. En general ha tenido una crítica favorable e incluso nos han dado premios a la mejor ópera prima y de dirección, pero en festivales pequeñitos, Cuba es un país pequeño. En cuanto al público ha sido muy extraño porque no es el tipo de película que se espera de una cinta cubana. Porque a veces se espera un canon de lo que debe ser cubano. Yo siento que la película es cubana, hablan como cubanos pero no fue una película que tuvo mucha acogida del público. Salvo algunos nichos, pasó bastante desapercibida.

¿Cómo definirías las posibilidades para hacer cine en Cuba?

Es paradójico porque es un país que no te puede brindar muchas cosas, pero a nosotros, que no éramos nadie ,se nos dio la oportunidad de hacer una película a los 24 años que fue cuando la rodamos. Cuba siempre te da y te quita. Al final pudimos hacer la película, pero quizá no de la mejor manera porque fue como una carrera de obstáculos. Si yo vuelvo a hacer una película intentaría otra manera de filmar y producir en Cuba, porque el cine no puede ser una carrera de obstáculos.

Por ejemplo, arreglar el motor de agua para la piscina, para que tuviera agua, fue un problema. Estaba vacía y estuvo llena tres días antes de empezar a filmar la película. Son cosas que pasan en Cuba, las limitantes vienen por otros lados. Que no hubiera agua no permitió que ensayáramos y si lo hubiéramos hecho tal vez sería una mejor película.

¿Se podría hacer una lectura social de "La Piscina", están también los cubanos a la espera, como los personajes de la película?

Aunque la película no tenga una lectura política es bastante abierta a la interpretación, un crítico cubano se refirió a ella diciendo que es un mundo que invita a ser descubierto. La película hace más preguntas de las que responde, genera un montón de interpretaciones políticas o sociales. Cuba es un país que está esperando un cambio desde hace mucho tiempo, pero en "La Piscina" los personajes más bien están resignados a la situación. Simplemente aceptan ese desasosiego. Ya pasaron esa etapa de esperar un cambio, simplemente están ahí y permanecen en ese sitio y a veces se aburren, a veces no, a veces hacen chistes. Es el espacio que tienen, en la piscina simplemente se está.

Fotograma de la película.

Fotograma de la película.

¿Qué ha dejado esta situación a los cubanos, hay más inventiva, más solidaridad?

Hay muchas cosas que Cuba va perdiendo poco a poco, y en vez de preservar lo que tiene de bueno, intenta buscar otras cosas que en definitiva deterioran lo que se tiene. El cubano todavía es muy solidario y es hospitalario, pero ya no es como antes, cada vez es menos, cada vez se preocupa más por las cosas materiales, es el producto de la misma escasez. Es penoso, pero a veces importa más un televisor que un amigo, por decirlo de alguna manera, no en todos los lugares, pero es lo que veo. En ese sentido se ha perdido un poco de humanidad. Pero sigue ahí flotando, es lo que siempre ha hecho Cuba, es una isla corcho que está flotando y va de un lugar a otro.

Participaste en una charla organizada por el World Cinema Fund sobre la producción de cine en Cuba, ¿Cuál fue la tónica de tu intervención?

Hubo dos paneles, uno sobre Vietnam y otro sobre Cuba. Es imposible explicar Cuba en poco tiempo, de hecho uno va a Cuba uno o dos años y no la entiende. Yo mismo a veces no la entiendo y siempre he vivido en La Habana. Es bonito el intercambio que se establece en este tipo de foros porque se conoce gente de un montón de lugares, como de Bután y te dicen que les gustó mucho la película y que la quieren llevar al Reino de Bután. Funciona más como plataforma para conocer gente y para proyectos futuros.

¿Después de Berlín adónde va tu película?

Va al Miami International Film Festival, en Estados Unidos, luego va al Festival de Cine de Toulouse, Francia, pero posteriormente habrá que definir con la distribuidora que recorrido se le da.

Autora: Eva Usi

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW.DE