1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La independencia de EE. UU. y América Latina

El 4 de julio de 1776, los Estados Unidos se declararon independientes. ¿Qué consecuencias tuvo ello para América Latina? Una entrevista con el Prof. Dr. Norbert Rehrmann, catedrático de la Universidad Técnica de Dresde

En 1776 tiene lugar la independencia de Estados Unidos, en 1789 la Revolución Francesa, en 1810 comienza el movimiento independentista en la América española y en 1812, la guerra británico-estadounidense. ¿Existen interrelaciones históricas entre todos esos sucesos históricos?

Existe toda una serie de interrelaciones. La Revolución Francesa proporcionó el marco intelectual, a través de libros y franceses que visitaron América Latina, desempeñando un importante papel. Para muchos criollos, no necesariamente un papel muy positivo, porque el radicalismo de la Revolución Francesa también despertó grandes temores en América del Sur. La independencia de Estados Unidos, por el contrario, fue entusiastamente saludada, a pesar de que en América del Sur se sabía muy poco sobre América del Norte.

Óleo de John Trumbull "Declaración de la Independencia" de los Estados Unidos, obra de 1816. El original cuelga en la rotonda del Capitolio.


Muy pocas personalidades latinoamericanas habían visitado hasta entonces Estados Unidos. Francisco de Miranda fue uno de los visitantes más conocidos y escribió un "Diario", con conceptos extraordinariamente positivos hacia Estados Unidos. Miranda, el precursor del movimiento independentista venezolano, se manifestó realmente entusiasmado con Estados Unidos.

¿Hubo influencias directas de Estados Unidos sobre la independencia de América Latina?

La Declaración de Independencia de los Estados Unidos en un impreso de 1823 (detalle).

No, como lamentablemente debieron constatar las elites criollas al comienzo del movimiento independentista. Miranda tuvo la esperanza de que Estados Unidos prestara también apoyo militar. Simón Bolívar, que al regreso de su segundo viaje a Europa, en 1807, estuvo un par de semanas en Estados Unidos, también había tenido esa esperanza, pero ese apoyo práctico, militar, no tuvo lugar. Por el contrario, existe un largo intercambio epistolar de Bolívar con el Encargado de Estados Unidos para América del Sur, Baptist Irvine, en el que Bolívar se queja amargamente de que Estados Unidos no sólo no ayudaba, sino que había puesto incluso algunos barcos y armas a disposición de los realistas. Es decir, el apoyo militar que los criollos habían esperado poder obtener de Estados Unidos no se produjo.

¿Y cuáles fueron las influencias ideológicas de la Revolución en Estados Unidos sobre América del Sur?

Francisco de Miranda (1750-1816).

El movimiento independentista estadounidense tuvo carácter modélico para los criollos en América del Sur. Éstos vieron que la independencia de una poderosa madre patria era posible y en esa época Inglaterra era más poderosa que España. Y si los norteamericanos habían logrado desembarazarse de Inglaterra, los criollos contaron con que a los sudamericanos les iba a resultar aún más fácil independizarse de una España debilitada. No obstante, la influencia ideológica fue muy ambivalente. Veamos dos ejemplos. Primero, a la mayoría de los criollos no les gustaba el federalismo de los Estados Unidos. Bolívar era un centralista férreo y la mayoría de los caudillos del movimiento independentista eran también centralistas. Segundo, los criollos también veían con recelo el sistema político liberal de Estados Unidos.

¿Fueron las influencias de las tradiciones políticas británicas más fuertes en Estados Unidos que en América del Sur, donde quizás se impusieron más las ideas francesas?

Simón Bolívar (1783-1830).

No necesariamente. Inglaterra también fue un modelo para los movimientos independentistas criollos, sobre todo en lo que respecta al sistema bicameral. Recordemos el debate sobre el Senado hereditario que proponía Simón Bolívar. En América del Sur, los criollos encontraban muy interesantes los elementos constitucionales británicos, porque, a través de una segunda cámara, ofrecían la posibilidad de frenar las influencias de una democracia liberal. El mismo Bolívar había estado en Inglaterra, junto con Francisco de Miranda, que había estudiado muy intensamente ese sistema inglés y había recomendado adoptar el sistema constitucional inglés tal cual en América del Sur.

¿Qué papel desempeñó la Doctrina Monroe, formulada en Estados Unidos en 1823, para la estabilización de las jóvenes repúblicas latinoamericanas?

Ésa esa una vasta área. Hoy, cuando se discute sobre la Doctrina Monroe sin particulares conocimientos históricos, por lo general se apunta al imperialismo norteamericano y su expansionismo, que sin duda existieron. Y ése fue también el motivo principal de la Doctrina Monroe: la legitimación del "Manifest Destiny", el destino manifiesto, la idea de que Estados Unidos estaba destinado a dominar, por sus méritos, todo el continente, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Pero asimismo hay que tener en cuenta que en aquellos tiempos también estaban muy vivos el imperialismo y el colonialismo europeos. La Doctrina Monroe también se dirigió contra esas actividades europeas, los varios intentos de reconquista llevados a cabo por España, por ejemplo en Perú o en Chile en el correr del siglo XIX, el imperialismo francés en México en los años 30 o la instalación de un emperador, Maximiliano, en México en los años 60 del siglo XIX. El imperialismo europeo estaba aún muy activo y es comprensible que los Estados Unidos temieran que de Sudamérica pudieran venir peligros si las potencias europeas volvían a poner pie allí. Es necesario recordar que en aquella época Estados Unidos no tenía mucho poder, ni siquiera una flota, como sí la tuvo luego hacia fines de siglo.


Prof. Dr. Norbert Rehrmann, TU Dresde.

El Prof. Dr. Norbert Rehrmann se especializa en historia, cultura y política de América Latina y España. Es miembro del consejo editorial de la revista Imago Americae. Docente invitado del DAAD en Argentina y Venezuela. Regularmente realiza estadías de investigación en España y América Latina. Es autor, entre otras obras, de una Historia de América Latina, una Historia de la naturaleza, la técnica y las ciencias naturales en España y América Latina y una biografía de Simón Bolívar.

Entrevista de Pablo Kummetz

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda