1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Empresas

¿La última oportunidad para Lufthansa?

Los trayectos cortos no son rentables para las grandes empresas de aviación. Germanwings asume ahora buena parte de los vuelos europeos de Lufthansa. Si eso no ayuda, grandes cambios se avecinan.

A partir de 2013, los vuelos nacionales de Lufthansa los asume Germanwings

Christoph Franz, presidente de Lufthansa, está consciente de la seriedad de la situación. Es la última oportunidad para la aerolínea de conservar su amplio mercado: todos los vuelos en Alemania y Europa que no toquen los núcleos Fráncfort del Meno y Múnich serán operados a partir de 2013 por Germanwings, su filial de vuelos baratos. Lufthansa mantendrá los vuelos a los núcleos en Alemania y los trayectos largos, tanto desde Fráncfort y München como desde Düsseldorf.

No sólo Lufthansa

Una cosa está clara: el mundo de la aviación ha cambiado mucho en los últimos años, de tal manera que los dinosaurios –como son Lufthansa, Air France-KLM y British Airways- casi ya no tienen lugar. Casi un 35 por ciento del mercado europeo lo ocupan las aerolíneas low cost; el cambio que han causado en el consumo es considerable. Nadie, tampoco los que vuelan por negocios, está dispuesto a pagar tarifas de algunos cientos de euros por un vuelo interno confortable en clase Business. El lema de las aerolíneas baratas ha calado hondo: transporte sencillo de A hacia B, sin extras, eficiente y barato.

Chritoph Franz (tercero de la izq) en la conferencia de prensa en Colonia, 06.12.12

La era de las tarifas altas en los trayectos cortos se ha acabado. Con ello, ese segmento de las grandes aerolíneas, que todavía cargan con el problema de altos costos de personal y planificaciones de flotas. Pero les cuesta reaccionar y a Lufthansa más que a los otros: el antecesor de Christoph Franz se negó por años a aceptar que Germanwings –fundada en 2002- asumiera los vuelos internos. Ahora hay que darse prisa.

Recetas contra la crisis

En los últimos cálculos se detecta que sólo un 40 por ciento de las rutas son rentables; esto es en los trayectos largos. Los cortos, desde hace años, arrojan pérdidas. El subvencionar éstas con las primeras ya no funciona debido a los márgenes de ganancia cada vez más pequeños y los altos costos del combustible.

Otras aerolíneas europeas también lo viven: British Airways se retiró casi completamente del mercado interno, Iberia pasó sus trayectos nacionales a sus filiales, Air France-KLM trabaja a pérdida y todavía no tiene un concepto alternativo claro.

Unas 30 aeronaves de Lufthansa pasarán a Germanwings

Así, la idea de Lufthansa es que a partir de 2013 Germanwings sea ascendida: debe ser vista como un producto de calidad en el segmento low cost, módico pero no barato. Unas treinta aeronaves de la casa matriz pasarán a Germanwings y –con más cantidad de asientos- serán atendidos por una tripulación que gana menos. Business Class ya no habrá, sólo un espacio Premium con un poco más de espacio y servicio de comida por 30€ adicionales. La pujante Vueling española hace tiempo que tiene esta oferta.

Concepto con riesgos

Si Lufthansa hasta ahora hacía competencia a su filial, la red será optimizada de tal manera que Germanwings pueda mantener, complementariamente, sus trayectos usuales. Por verse está en qué dirección dan el paso los clientes de Lufthansa: hacia la filial alemana o directamente a otras compañías low cost. Por otra parte, aunque se han cerrado ya acuerdos con el personal, éste tendrá que aceptar todavía algunos recortes. Mucho tiempo no queda: para el 2015 Lufthansa se propone salir de los números rojos en los trayectos europeos. Si así no fuera, los cambios que tendrá que hacer serán más dramáticos.

Autor: Andreas Spaeth/Mirra Banchón
Editor: José Ospina-Valencia

DW.DE