1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Líderes europeos elogian "valor" de Benedicto XVI

Los líderes europeos reaccionaron con sorpresa y respeto a la inesperada decisión de Benedicto XVI de renunciar a su pontificado.

Angela Merkel

Angela Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su "más profundo respeto" por la decisión de renunciar del Papa. "Benedicto XVI tomó su decisión en bien de su Iglesia y de las personas que la integran", dijo la mandataria germana, quien elogió el diálogo entre las iglesias impulsado por Joseph Ratzinger, así como de la Iglesia católica con judíos y musulmanes.

La mandataria alemana, hija de un pastor protestante, una de los pocos líderes europeos que se animaron a contradecir o criticar al Papa en público, calificó a su compatriota como "uno de los más importantes pensadores religiosos de nuestro tiempos". En 2009, Merkel había exigido al Vaticano explicaciones por haber revocado la excomunión a cuatro obispos de la hermandad de San Pío, incluido al obispo Richard Williamson, un negador del Holocausto.

El primer ministro italiano, Mario Monti, se mostró sorprendido y conmocionado por la decisión del Papa de dejar su pontificado el 28 de febrero por motivos de edad y por no poder "ejercer bien el ministerio" que le fue encomendado. "Estoy muy conmocionado por esta inesperada noticia", dijo Monti en Milán, según informaron medios italianos. Además, aseguró que no tuvo indicios o señales de la decisión de Benedicto XVI, de 85 años.

Reacciones a la renuncia del Papa

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, alabó al Papa por su "gran valor" y le mostró "el mayor respeto". Según Napolitano, con su decisión, Benedicto XVI demostró un "valor extraordinario y un excepcional sentido de la responsabilidad".

También se refirió a la renuncia de Benedicto XVI el primer ministro de Reino Unido, el conservador David Cameron. "Trabajó de forma incansable para fortalecer las relaciones entre Reino Unido y la Santa Sede", afirmó el mandatario del país de mayoría anglicana. "Se recordará con mucho respeto y afecto su visita a Reino Unido en 2010", agregó Cameron. "Se le echará de menos como guía espiritual de millones (de personas)".

El rey Juan Carlos valoró "la especial relación" que el papa Benedicto XVI ha mantenido con España, en un comunicado en el que además expresó su reconocimiento "a su entrega y a su labor" en sus casi ocho años de pontificado.

Desde Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se refirió al líder de la Iglesia Católica como un "defensor de los valores ecuménicos", comprometido con la paz y los derechos humanos, con un "espíritu de reconciliación". Barroso agradeció sus encuentros con Benedicto XVI, así como su visión de una Europa y un mundo basados en ideales de paz, justicia y solidaridad.

Como "corto, pero muy difícil" caracterizó el pontificado de Benedicto XVI, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. También desde Bruselas, Van Rompuy mostró respeto por la decisión del líder de la Iglesia Católica, sobre todo porque "va en contra de la tradición", dijo.

Entre los católicos: ¿más sorpresa que emoción?

En el seno de la institución católica, los obispos españoles aseguraron estar "afectados" y sentirse "como huérfanos" ante la decisión de Benedicto XVI de renunciar a su pontificado por motivos de salud. "Nos sentíamos seguros e iluminados por su riquísimo magisterio y por su cercanía paternal", manifestó el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, en un comunicado.

Los obispos acogen la decisión de Benedicto XVI "con reverencia filial", dijo Rouco Varela y pidió a los católicos españoles que recen para que el próximo Papa "sea guiado e iluminado por la fuerza del Espíritu Santo". El presidente de la CEE es uno de los prelados españoles más conservadores y participará en el cónclave que elegirá al nuevo pontífice.

Benedicto XVI realizó tres viajes a España durante su pontificado: en julio de 2006 a Valencia, para el Encuentro Mundial de las Familias; en noviembre de 2010, a Santiago de Compostela y Barcelona; y en agosto de 2011, a Madrid, para la Jornada Mundial de la Juventud. El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, se refirió este lunes a esas visitas -el mismo número que realizó a Alemania, su país natal- y se las agradeció al pontífice, a la vez que expresó el "respeto absoluto" del actual gobierno de Mariano Rajoy a su decisión.

El papado de Benedicto XVI (2005-2013)

En general, los católicos europeos reaccionaron con sorpresa a la primera abdicación papal desde la Edad Media, aunque el sentimiento entre muchos era más de respeto que de la emoción vista por el fallecimiento de su predecesor Juan Pablo II, reportaron diversas agencias y medios de prensa.

En Alemania, país natal de Benedicto XVI , hubo sorpresa pero no mucha emoción. Ocho años atrás, la portada de Bild, el principal tabloide del país, recibió la elección del primer pontífice germano en más de 1000 años con el titular "¡Somos Papa!". Ahora, en las propias páginas de Bild se lamentó la partida de "nuestro Papa alemán" pero la emoción, incluso entre católicos practicantes, era contenida.

En Roma, la emoción que recibió la muerte de Juan Pablo II en el 2005 parecía un lejano recuerdo pero la noticia eclipsó la dura campaña electoral para los comicios que se realizarán pocos días antes de que el Papa deje su cargo a fin de mes, reportó la agencias reuters.

rml (dpa, afp, kna)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema