1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Isabel Coixet: duelo de pareja en un país que se desmorona

“Ayer no termina nunca” de la cineasta catalana Isabel Coixet, pone en escena un ajuste de cuentas de una pareja en una España que sigue sumergida en una profunda crisis pese a estar situada en el 2017.

No obstante los destellos de esperanza por que los países afectados por la crisis de deuda comienzan lentamente una recuperación, la cineasta catalana Isabel Coixet sitúa su último largometraje, "Ayer no termina nunca", en una España hundida en el momento más agudo de la crisis en el 2017. Sus actores, Javier Cámara y Candela Peña, una ex pareja que perdió a su hijo común, se ven por primera vez después de no saber nada uno del otro durante cinco años y viven una catarsis en la que se recriminan mutuamente la tragedia que los marcó y de la que nunca hablaron, discuten sobre la vida y la muerte, el abandono y el desconsuelo, pero también encuentran esperanza.

“La película está dedicada a Cristina y a Jaime”, dijo Coixet aludiendo a una amiga, sentada en la misma sala, a la que tuvo que dar la noticia de la muerte de su hijo, Jaime. Pero la recreación del drama estuvo también inspirado por una persona conocida suya que vivió durante cinco meses en un coche, así como por la obra de teatro, “Gift”, que dijo Coixet, le abrió el apetito por escribir una película con dos personajes.

La cinta, que tuvo su estreno este domingo en la sección Panorama Especial de la Berlinale, está fuertemente marcada por el dolor de los personajes en medio de un país que se desmorona y se desarrolla casi en su totalidad en el mismo escenario, un almacén abandonado, que visualmente tiene una reminiscencia de Tarkovsky.

Escena de ayer no termina nunca.

Escena de "Ayer no termina nunca".

Lo único que le preocupa a la gente es Messi

Los diálogos transcurren con cortes en blanco y negro con los que la cineasta alude a las cosas que no decimos, lo que no contamos. La directora de “La vida secreta de las palabras”, ha vuelto a la Berlinale con una película que aborda indirectamente la crisis en España en donde lo único que a la gente le preocupa, dice, es Messi y el fútbol. “Es muy difícil no hablar de lo que está sucediendo, muchos de mis amigos se están yendo a Estados Unidos, a Alemania o a Inglaterra. Estamos pagando las consecuencias y lo más afectados serán nuestros hijos”, advirtió la cineasta ante periodistas.

Javier Cámara encarna a un profesor universitario que abandonó a su mujer y a España tras la muerte del hijo común y encontró en Alemania empleo en una universidad y ha logrado rehacer su vida con una alemana que está embarazada. “Hubo escenas de 28 minutos y hay momentos tan terribles en donde no te puedes escapar”, dijo Javier Cámara sobre su papel, que explora los límites de la rabia, el enojo y la compasión humana.

Pese a que la actriz Candela Peña, ganadora de dos Goyas por “Te doy mis ojos” y “Princesas", interpretó el papel de una mujer que vive en su automóvil y está desempleada como los 7 millones de desocupados en el país, la actriz destacó que se trata también de una historia de amor en donde algún momento saltaron luces de colores. “Estábamos los tres en un momento de catarsis cuando nos reunimos con Isabel para discutir el guión”, dijo la actriz, que en la película intenta curar las heridas que le ha dejado la relación con su ex marido que desapareció repentinamente para no volver.

Autora: Eva Usi

Edición: Enrique López

DW.DE