1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Agenda

Irene Carrillo

De aprendiz de filósofa española a periodista medio española, medio alemana, medio latinoamericana - alguien podría pensar que eso suma una persona y media, pero las matemáticas de la cultura no son tan estrictas como las de la aritmética. Mi trabajo también es transcultural: la comunicación de un continente a otro.

Quién me iba a decir cuando llegué a Berlín en 1988 que 24 años después seguiría en esta ciudad que me pareció desde el primer momento tan fascinante como extraña. Por entonces era una joven recién licenciada en Filosofía con muchas ganas de salir de la biblioteca y ver mundo. El Madrid que dejaba se encontraba en pleno cambio político-social, pero algo provinciano tras décadas de aislamiento. Hoy seguro que le vería su encanto, pero a los 25 años yo ya tenía el virus viajero que había contraído viviendo 2 años como estudiante al otro lado del Atlántico en Vancouver, Canadá.
El Berlín Occidental que descubrí en 1988 estaba rodeado de un muro, pero era un lugar estimulante, un terreno abonado para la vida cultural y el debate político y social progresista. Mucho ha llovido desde entonces. Berlín está irreconocible, y yo también he cambiado aunque creo que sigo bastante reconocible en muchas cosas (cabezota, romántica, reflexiva, algo despistada, interesadísima en el mundo que me rodea y al mismo tiempo en la Luna, al menos eso me dicen mis amigos...). Pues sí, esa soy yo. La que iba a dedicarse a filosofar acabó en el periodismo. Y cómo me alegro; aunque también me guste mucho filosofar.
Empecé a trabajar en DW en 1993. He presentado las noticias durante más de doce años. También he conducido en la televisión alemana un programa de actualidad europea y completé un máster en Comunicación. He intentado acercarme con mi trabajo a lo que espero del periodismo: una visión crítica y plural del mundo.