1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Huelga nacional de gremios opositores en Argentina

La huelga nacional convocada por las centrales obreras opositoras tuvo este martes amplia adhesión en el transporte y hubo múltiples cortes de calles y carreteras en Argentina.

Huelga en Buenos Aires.

La huelga de 24 horas fue convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), liderada por el ahora opositor Hugo Moyano, y la facción disidente de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), que encabeza Pablo Micheli.

Los gremios reclaman la actualización del mínimo del impuesto a las ganancias que pagan los trabajadores, un aumento en las jubilaciones y el salario mínimo, y la universalización de las asignaciones familiares. Micheli consideró este mediodía que la huelga "es un éxito en todo el país" y muestra "una contundencia impresionante".

Reacción oficialista

El jefe del Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina, aseguró sin embargo que "no se puede hablar de paro ni de huelga, sino de piquetes, es un piquetazo".

"Este es el paro de la prepotencia y del autoritarismo", criticó por su parte el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. "Están buscando generar clima de violencia pero no vamos a responder, y repudiamos esta metodología de prepotencia y extorsión. Esto no es un paro a favor de los trabajadores, como intentan disfrazarlo, sino un paro político", afirmó.

La mayoría de los vuelos domésticos y regionales fueron cancelados o demorados, mientras que en la ciudad de Buenos Aires se sumaron a la huelga los trabajadores de gran parte de las líneas de trenes y una línea de subterráneos.

Múltiples calles fueron bloquedas por los huelguistas.

Múltiples calles fueron bloquedas por los huelguistas.

Cortes de carreteras

También adhirieron varias líneas de colectivos y los choferes de camiones, que iniciaron la huelga ya en la noche del lunes. La circulación de los buses de larga distancia se vio afectada unas horas por el bloqueo a la terminal central del barrio porteño de Retiro.

Centenares de manifestantes bloquearon en tanto los ingresos a la capital argentina y realizaron piquetes y cortes de carreteras en unos 160 puntos del país, lo que dificultó el viaje de los ciudadanos a sus lugares de trabajo. También se adhirieron las estaciones de servicio que expenden combustible y se sumaron trabajadores del sector bancario. Varios hospitales atienden sólo urgencias.

Moyano criticó en tanto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por "hacer anuncios en televisión que no tienen sentido", "ningunear" los reclamos de los gremios y "amenazar" a sus representantes. "Con Néstor Kirchner había respuestas. Ahora, no solamente no hay respuestas del gobierno, hay ninguneo y amenazas", afirmó el líder de la CGT opositora y jefe del gremio de camioneros.

La presidenta en facebook

La jefa de Estado se expresó por su parte a través de la red social facebook, donde cuestionó si "alguien quiere volver a esa Argentina o a esa forma de acumulación que es pan para unos pocos hoy y hambre para todos mañana o para casi todos". "Por eso, yo quiero convocar a mis compañeros, los trabajadores, a un gran ejercicio de responsabilidad en la defensa, no del gobierno, para nada, sino del proyecto político que ha generado más de 5 millones y medio de puestos de trabajo y donde la construcción ha tenido un rol fundamental", escribió Fernández de Kirchner.

Moyano fue hasta hace poco tiempo el principal aliado político sindical del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Su liderazgo fue cuestionado también en el seno de la poderosa CGT, que se fracturó y ahora cuenta con una rama oficialista. La CTA atraviesa una situación similar, con una facción oficialista encabezada por Hugo Yasky.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW.DE