1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hallan en Polonia documentos sobre Josef Mengele

Numerosos documentos del médico nazi Josef Mengele y del personal médico de las SS fueron hallados por un historiador aficionado cerca del campo de concentración de Auschwitz.

Entrada del campo de exterminio de Auschwitz.

Los documentos fueron entregados al Museo de Auschwitz el domingo pasado después de que un historiador convenciera a su propietario a que los entregara para su estudio. El conjunto de papeles había sido encontrado hace 15 años en un ático durante los trabajos de restauración de una casa en la ciudad de Oswiecim, en el sur de Polonia.

Entre los papeles se encuentran testimonios sobre el llamado Ángel de la Muerte, como fue apodado el médico nazi Josef Mengele, que alcanzó una triste fama por sus inhumanos experimentos con gemelos y cientos de miles de prisioneros en el campo de concentración en donde se estima que fueron asesinadas más de un millón de personas, la mayoría judíos.

Estación de experimentación médica en donde trabajó Josef Mengele.

"Se trata de un importante descubrimiento ya que proporciona información sobre la manera de trabajar de criminales nazis de alto calibre como Josef Mengele, famoso por sus espantosos experimentos", afirmó Adam Cyra, investigador del Museo de Auschwitz.

Pretensión erudita

El nombre de Mengele se encuentra en dos vales para raciones de comida de los prisioneros, en el que aparece escrito a mano equivocadamente, Dr. Josef Mergerle. "Damos por contado de que se trata del mismo Mengele", dijo Cyra.

A principios de año fue subastado en Connecticut, Estados Unidos, el diario del médico que llegó en 1943 a Auschwitz para hacerse cargo de las selecciones de prisioneros. En él se leen sus observaciones escritas a mano sobre las habilidades de los distintos pueblos. Según él mientras que Alemania es líder en lírica y filosofía, Inglaterra es mejor en dramaturgia, organización y ciencias naturales. Francia y Rusia, destacan en narrativa. "Tiene algo de fantasmagórico la pretensión erudita de un hombre cuyas actividades asesinas estuvieron justificadas por un supuesto interés científico", escribe el diario Frankfurter Allgemeine.

Imagen del médico nazi de 1938 con la que se le buscó durante décadas.

Mengele decidía sobre la vida y la muerte de los centenares de prisioneros que llegaban provenientes de toda Europa. Sus víctimas fueron sobre todo niños, entre ellos, Eva Moses Kor, que llegó a Auschwitz en 1944 junto con sus padres y su hermana Miriam. Moses Kor contó su historia al Sueddeutsche Zeitung. ¿Son gemelas?, preguntó un oficial a su madre. Las niñas fueron entregadas a un asistente de Mengele mientras que la madre fue enviada a las cámaras de gas.

117 miembros de la familia de Moses Kor fueron asesinados por los nazis, ella y su hermana, que murió en Israel en 1993, fueron las únicas que sobrevivieron a los experimentos. Mengele inyectaba a la niña de diez años bacterias y virus que hacían que se le hincharan los miembros, que le provocaban vómito y fiebre hasta que perdía el sentido. "No quería morir porque entonces matarían a Miriam con una inyección en el corazón, pues lo que quería Mengele era comparar los cuerpos muertos de los gemelos", relata. De unos 1.500 pares de gemelos torturados con los experimentos pseudocientíficos, sólo 200 sobrevivieron.

Imagen de 1944 en donde se ven a altos jerarcas nazis, de izquierda a derecha, Richard Baer, comandante de Auschwitz, Josef Mengele, escondido el comandante de Birkenau, Josef Kramer, y al frente a la derecha quien fuera comandante de Auschwitz, Rudolf Hoess. No se sabe la identidad del hombre a la derecha extrema.

Los documentos hallados en Polonia comprenden unos 280 papeles de alto valor histórico con información sobre el personal médico que participó en los experimentos, así como en las selecciones de los prisioneros que serían asesinados en las cámaras de gas. Entre los papeles se encuentra información sobre los farmacéuticos Adolf Krömer y Victor Capesius. Krömer murió en el campo de concentración de un fallo al corazón, según su acta de defunción fechada el 18 de febrero de 1944. Su sucesor, Victor Capesius, siguió en el cargo hasta el avance de los rusos en 1945.

En el campo de concentración de Auschwitz los nazis mataron a más de 1,1 millones de personas hasta el fin de la guerra en 1945.

Autora: Eva Usi

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda