1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Fenómenos atmosféricos extremos: los límites de la ciencia

El VI Congreso del Tiempo Atmosférico Extremo, en Hamburgo, rompe récords de asistencia y llama a los meteorólogos a no recurrir a la charlatanería en la predicción del tiempo.

Tiempo y clima: cambios dramáticos.

Gracias al desarrollo de las tecnologías de la información, son pocos los caprichos del clima que pasan inadvertidos. Los medios capturan la atención de las personas con cada vez mayor frecuencia apelando a imágenes en las que la fuerza de los elementos muestra su faceta más destructiva. Y esa tendencia ha conseguido que, por lo menos en Alemania, la opinión pública haya convertido el tema de los cambios climáticos en uno de sus principales intereses. Que lo digan los organizadores del VI Congreso de Tiempo Atmosférico Clima.

Con 1.600 visitantes este año, el evento que se celebra en la Universidad de Hamburgo entre el 12 y el 15 de abril ha roto sus récords de asistencia previos. Esta serie anual de conferencias sirve de foro para que los científicos de áreas afines a la meteorología discutan sobre las implicaciones económicas del calentamiento global con los representantes de la economía y los medios, y para que los estudiantes y el público general conozcan los resultados más recientes de las investigaciones en torno al clima.

Sin abstracciones

Mojib Latif, meteorólogo del Instituto Leibniz de Oceanografía, adscrito a la Universidad de Kiel.

“Yo hablé sobre algunos sucesos dramáticos acaecidos desde el año pasado –las inundaciones en Pakistán y Australia, la sequía y los incendios forestales de Rusia– y procuré ponerlos en un contexto global”, dice a Deutsche Welle el Dr. Mojib Latif, del Instituto Leibniz de Oceanografía, adscrito a la Universidad de Kiel, uno de los científicos alemanes de renombre que asistieron al congreso para explicar sin demasiadas abstracciones la relación entre las actividades humanas y el calentamiento global.

“Los medios informan más sobre los fenómenos meteorológicos que antes y se han desarrollado mejores métodos de medición que permiten obtener mayor información sobre el tiempo atmosférico y las catástrofes naturales. Pero, por otro lado, es un hecho que en los últimos cincuenta años ha habido un ligero aumento en el número de desastres naturales registrados. Y esas expresiones extremas del tiempo atmosférico constituyen los primeros efectos tangibles del calentamiento global”, asegura Latif.

Los límites de la ciencia

La “Declaración Hamburguesa de Meteorólogos” busca crear conciencia sobre los límites de los pronósticos del tiempo.

“Cuando las temperaturas globales aumentan, así sea unas décimas de grado, la evaporación de agua aumenta abruptamente en los mares tropicales –que de por sí son bastante tibios– y, tendencialmente hablando, pone a circular más energía en el sistema. Es eso lo que propició precipitaciones tan fuertes como las que vimos el año pasado. Puede que el calentamiento global no sea la causa de fenómenos meteorológicos puntuales, pero sí lo es del incremento en la intensidad de esos fenómenos”, aclara el investigador alemán.

El VI Congreso del Tiempo Atmosférico Extremo fue aprovechado como ágora para firmar la Declaración Hamburguesa de Meteorólogos, un documento cuyo objetivo es crear conciencia sobre los límites de las ciencias que permiten predecir el tiempo. “La declaración pide a los profesionales que se abstengan de predecir escenarios a mediano plazo de una manera precisa, que eviten decir cosas como ‘en tres semanas el tiempo empeorará o mejorará notablemente’ ”, comenta Latif, subrayando la relevancia del texto.

“Los límites teóricos para el pronóstico del tiempo están entre los diez y los catorce días, pero uno siempre se topa en los medios con reportes que anticipan un verano ‘magnífico’ o un invierno ‘inclemente’, y eso termina desacreditando a los investigadores del clima y a todos los que tienen que ver con ese ámbito”, acota el océanografo.


Autor: Evan Romero-Castillo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda