1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Fútbol europeo: el papel del dinero

En el fútbol, el pez grande no siempre se come al chico: estudios demuestran que en este deporte los equipos débiles tienen mayor probabilidad de ganar. No obstante, hay quienes ven amenazas en la evolución del mercado.

No siempre los equipos grandes y ricos ganan.

No siempre los equipos grandes y ricos ganan.

Como ha informado DW WORLD, las autoridades europeas consideran necesario reformar el esquema financiero del fútbol en el Viejo Continente por dos argumentaciones fundamentales.

Villarreal, equipo del "Guille" Franco, entre los mejores de la UEFA.

Por una parte, se dice que un sistema "solidario" y centralizado de distribución de los ingresos por derechos de transmisión permitiría fomentar el deporte en sus ligas menores y regionales; por otra, se alega, evitaría que los salarios de los jugadores más destacados y famosos se sigan disparando, y que el dinero sea elemento determinante en los desenlaces de los certámenes.

¿Dinero es igual a triunfo?

La muy frase del presidente de la UEFA, Michel Platini, resume este dilema. Actualmente, afirma el francés, "donde está el dinero está la victoria".

Con ello pretende ilustrar un panorama en el que los equipos ya no se ocuparían de formar talentos, sino que se limitarían a comprarlos enrolando a los mejores jugadores.

La batalla real, bajo esta lógica, no estaría en la cancha sino en el terreno financiero: ganaría -y sobreviviría- quien tuviera más fondos.

Bayern Múnich ha ganado muchos títulos pese al esquema "solidario".

Pero hay argumentos, algunos de ellos poderosos, para contradecir las tesis de algunos diputados del Parlamento Europeo y de la UEFA.

Deporte competitivo

Los números parecen indicar que bajo las condiciones actuales el fútbol es un deporte mucho menos predecible -y por tanto, mucho más competitivo- de lo que algunos piensan, incluso con la presencia de grandes estrellas.

Científicos de la Universidad de Boston y del Laboratorio Nacional de Los Álamos, Nuevo México, analizaron más de 300.000 resultados en cinco ligas representativas de cinco deportes

En el caso de la Liga Inglesa, se cubrió con ello un lapso superior a un siglo completo, desde 1888 a 2005. Así elaboraron el informe titulado ¿Cuál es el más competitivo de todos los deportes?

Se tomó en cuenta, entre otros factores, la posición de cada equipo al llegar a cada encuentro. Se encontró que, en lo que respecta al fútbol, el equipo aparentemente más fuerte no ganó en 45,2 % de los encuentros.

La NBA, con el alemán Nowitzi, es menos competitiva que ligas de fútbol.

Es el índice de competitividad más alto entre los deportes analizados: fútbol americano, baloncesto, hockey sobre hielo, béisbol y fútbol. Conclusión: según estos números, en el balompié el pez grande no siempre se come al chico.

Equilibrio competitivo, "a salvo"

Por otra parte, el asesor externo del Real Madrid, Florian Müller, argumenta que "la venta común de derechos de transmisión (sistema que prevalece en Alemania) no ha evitado que el FC Bayern München haya ganado la mayoría de los campeonatos alemanes (siete de los últimos once)".

En contraste, "clubes de pequeñas ciudades españolas, como el Villarreal, son más fuertes, según el ranking de la UEFA de cinco años, a nivel europeo que pequeños clubes ingleses y aún clubes más grandes de Alemania, aunque los partidarios de la venta conjunta de derechos televisivos dicen que la venta individual que se practica en España sería desfavorable para los pequeños", dice el alemán.

Algunos parlamentarios europeos coinciden. En un documento interno, se señala que "no hay ninguna prueba sobre amenaza en lo que se refiere al equilibrio competitivo en el fútbol. De hecho, los dos clubes que anunciaron recientemente los mayores contratos de televisión en la historia del deporte han sido eliminados (en octavos de final) de la Liga de Campeones de la UEFA de esta temporada."

Real Madrid, equipo grande, fue eliminado de la Champions League.

En este punto, una cosa parece clara: los argumentos en favor de una distribución centralizada de los ingresos que genera el fútbol suelen descansar en cuestiones como la responsabilidad, la justicia o el bienestar social.

En cambio, la oposición no escatima esfuerzos ni capacidad en acumular evidencias orientadas hacia el pragmatismo. Ninguna de las dos es tan sencilla ni tan neutral, como se seguirá viendo en las próximas entregas de este Expediente Europa.

DW recomienda