1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Todo el programa 07.02.13 | 01:30 - 02:00 UTC

Europa semanal - El magacín desde Bruselas

Todo el programa

Europa semanal - El magacín desde Bruselas

Reportaje

Serie Pequeños Mundos, capítulo 4 - Escocia: North Ronaldsay, isla de las ovejas

Reportaje

Polonia: los costes de la Eurocopa

Reportaje

Bulgaria: el barrio universitario es la nueva zona de fiesta

Durante algo más de tres semanas, la Eurocopa de Fútbol entusiasmó al continente. En el caso de una de las sedes, Polonia, se esperaba que las nuevas autopistas, los trenes de alta velocidad, los aeropuertos y los estadios dieran un impulso al país. Medio año después del campeonato, la realidad es bien distinta.

Temas del programa

Serie Pequeños Mundos, capítulo 4 - Escocia: North Ronaldsay, isla de las ovejas

La isla de North Ronaldsay tiene una historia muy particular. Hasta el siglo XIX se hablaba allí nórdico antiguo, un idioma que ya había desaparecido en el resto de islas del archipiélago.

North Ronaldsay llegó a tener 600 habitantes, hoy apenas queda gente allí. Las condiciones de vida son demasiado duras en esta isla norteña del archipiélago de las Orcadas. Las ovejas, que se alimentan allí de algas marinas, podrían convertirse ahora en un negocio lucrativo; sin embargo, los agricultores apenas encuentran granjas en la isla porque los terrenos están en posesión de los isleños.

Polonia: los costes de la Eurocopa

Polonia acogió el pasado verano la Eurocopa 2012; el campeonato ha terminado pero en el país han quedado más de 1000 nuevos kilómetros de autopista y estadios en Gdansk, Wroclaw o Poznan construidos ex profeso para la competición. Un año después, la deuda va en aumento.

Solamente el estadio de Gdansk ha generado a la empresa responsable unas pérdidas millonarias. La deuda en Wroclaw es tan elevada que han estado a punto de cortar la luz en el estadio. Polonia invirtió alrededor de 20 000 millones de euros en infraestructuras para la Eurocopa, una inversión que no ha logrado recuperar. El turismo con el que contaba el país para rentabilizar los estadios tampoco está siendo el esperado.

Bulgaria: el barrio universitario es la nueva zona de fiesta

Los altavoces suenan hasta altas horas de la madrugada en el "Studenski Grad". Los estudiantes han llenado de vida este antiguo barrio socialista del sur de Sofía.

En ninguna otra zona de la capital búlgara es tan barato vivir como allí, por eso se ha llenado de estudiantes. Lo que empezó como algo positivo que volvió a llenar el barrio de vida se ha convertido ahora en una fuente de molestias para los vecinos. Donde hay estudiantes, hay fiesta. Los bares y discotecas se multiplican a un ritmo vertiginoso y, a menudo, la policía tiene que intervenir. Los dirigentes de la ciudad quieren atajar el problema y amenazan con imponer una hora de cierre.

Francia: el peligro invisible

Debido a la misión militar francesa en Malí, los organismos de seguridad franceses temen actos terroristas como venganza por parte de grupos islamistas.

Sospechan que estos podrían ser perpetrados no solo por personas de origen árabe, sino también por convertidos franceses. Por su parte, la comunidad maliense está tranquila: aunque en Francia viven frecuentemente en condiciones muy humildes, apoyan el operativo militar francés en su patria.