1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía mundial

En plena crisis, turistas superan por primera vez los mil millones

Europa es el continente más requerido. Aporte de divisas de los visitantes ayuda a paliar los efectos del bajón financiero.

Se puede estar cayendo el mundo, pero las ansias por conocer el planeta donde vivimos hace que el turismo sea una industria inmune a los vaivenes económicos. Al menos eso parece mostrar el informe que entregó este martes (29.01.2013) la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Según los datos que maneja la institución, la actividad creció un 4 por ciento el año 2012 y el número de viajeros superó por primera vez en la historia los mil millones, sumando en total 1.035 millones de personas. El continente más visitado es Europa, con casi la mitad del movimiento, lo que hace pensar que los visitantes han ayudado a paliar los efectos de la crisis en el llamado “Viejo Continente” gracias al aporte de divisas.

Los países emergentes vieron un crecimiento del 4,1 por ciento en sus visitantes, mientras que las naciones más desarrolladas incrementaron sus cifras en un 3,6 por ciento. Y se espera que 2013 sea tan buen año como 2012, manteniendo los números en un espiral ascendiente.

Feria del Turismo

"El turismo internacional logró mantener su rumbo", afirmó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, al presentar las cifras en la sede de la organización en Madrid. "El sector ha demostrado su capacidad de adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado y, aunque a un ritmo ligeramente más modesto, se espera que siga expandiéndose en 2013".

Las declaraciones las dio Rifai en el marco de la Feria Internacional de Turismo que se realiza a partir de este miércoles (30.01.2013) en la capital española. Asia y el Pacífico fueron las zonas del planeta que más crecieron en este campo, con un 7 por ciento, mientras que África muestra números superiores a los de 2011 en un 6 por ciento.

DZ (dpa, Reuters)

DW recomienda