1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estudiar en Alemania

El trabajo ideal: ¿investigador?

El camino para obtener una cátedra en Alemania es largo, pedregoso e inseguro . A pesar de todo, muchos jóvenes desean trabajar en el mundo de la investigación, y para ello tienen que sortear muchos obstáculos.

Kristina Weissenbach tiene un largo camino por delante para cumplir sus sueños laborales.

Kristina Weissenbach ya dio con éxito sus primeros pasos. Hace una par de semanas esta experta en ciencias políticas entregó su proyecto de doctorado y ahora solo tiene que esperar por la nota. Cuando todo el proceso del doctorado se haya terminado en primavera en la Universidad de Duisburg-Essen, buscará trabajo. "Muchos de mis compañeros universitarios están trabajando en el ámbito de las relaciones públicas. Ya pasaron por la primera fase de selección laboral y están cobrando su primer sueldo“, explica Kristina Weissenbach.

Sin embargo, Kristina Weissenbach decidió ser investigadora. Su gran meta es ser algún día catedrática. "Quiero trabajar con temas que yo misma haya elegido y realizarme laboralmente“, dice Weissenbach. "Y esto es posible en el campo de las ciencias“. Durante el periodo de doctorado fue al África. En Kenia y Sudáfrica investigó la labor de las instituciones políticas. "Tanta diversidad la ofrecen solo algunas profesiones“, dice Weissenbach.

Condiciones laborales precarias para jóvenes científicos

Casi con 40 años, muchos doctores no saben si algún día podrán ser catedráticos.

Para alcanzar su sueño laboral tuvo que sortear algunos obstáculos. Tras finalizar la carrera obtuvo un puesto de asistente de investigación en la Universidad de Duisburg-Essen. Pero al tratarse sólo de un trabajo a tiempo parcial, no se fue a vivir a Duisburg, por lo que cada semana viajaba entre esa ciudad y Múnich, más de 600 km por trayecto. Ahora ya vive en Duisburg, pero la inseguridad económica continúa, ya que su puesto de trabajo no es fijo.

La trayectoria de esta investigadora es típica y común entre los jóvenes que desean convertirse en catedráticos en Alemania, dice Silke Gülker, que se encarga de observar las condiciones de las carreras en las universidades alemanas en el Centro de las Ciencias de Berlín (WZB). "Por un lado, los jóvenes se entusiasman con sus perpectivas laborales. Pero, por otro, tienen que ser flexibles y dinámicos para poder realizar sus sueños y aceptar periodos de espera e inseguridades económicas“.

Los jóvenes investigadores sólo pueden planear de un año para otro, según Gülker. Las relaciones privadas, la familia o la compra de una vivienda son temas que se dejan para más tarde, cuando hayan pasado ya los primeros años de la treintena.

"El punto débil es la preparación para la cátedra“

La "Habilitation" cuenta con muchos detractores en Alemania.

El WZB organizó recientemente un simposio sobre el tema "Ciencia y Trabajo“, referido a los problemas que tienen que afrontar los jóvenes investigadores. En la mesa redonda también se encontraba Silke Gülker. Según ella, el problema en Alemania radica en el modelo de profesorado, y todos los participantes en el evento coincidieron al respecto. La trayectoria para ser catedrático es a través de la "Habilititation“, es decir, el candidato debe escribir una disertación y luego defedenderla ante un jurado. Tras un doctorado y la "Habilitation“, los investigadores rondan los cuarenta, y con un poco de suerte pueden trabajar en la universidad. El problema es encontrar trabajo en el mercado laboral con una formación de tales características.

Silke Gülker piensa que en otros países los jóvenes investigadores tienen también que imponerse, pero "el transcurso de las carreras en países como Gran Bretaña, Suecia o Estado Unidos se pueden planear mejor“, ya que allí se ha establecido el sistema Tenure-Track, es decir, al principio los doctores trabajan con un contrato indefinido, y si la universidad está contenta con el candidato, su puesto de trabajo podrá convertirse en cátedra. En Alemania ya hay gente que está a favor de la introducción del sistema Tenure-Track.

La cátedra junior no es una alternativa

En Alemania se introdujo hace diez años la cátedra junior para evitar el largo camino de la "Habilitation“. De hecho, cada vez menos doctores en Alemania lo eligen. En 2010 hubo 1.755 personas que finalizaron la "Habilitation“, el 24% menos que en 2002. En cambio, la cifra de cátedras junior aumentaron de 102 en 2002 a 994 en 2009, aunque el nuevo modelo tampoco supone una alternativa cuantitativa con respecto al modelo tradicional.

"Es desde luego muy osado para una persona joven y con buena formación, que no posee poder adquisitivo alguno, exponerse a las condiciones de la trayectoria universitaria.“, dice Weissenbach. Pero esta politóloga no se desanima. Tiene que intentar publicar los resultados de su investigación para hacerse un nombre en el mundo de las ciencias: "El sueño de convertirme en catedrática está todavía lejano“, pero "no es del todo descabellado.“

Autor: Svenja Üing/Rosa Macías

Editor: Emilia Rojas

DW.DE