1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

El teléfono celular como dinero en efectivo

Mandar mensajes, escuchar música, navegar en la red y hacer llamadas. Los celulares inteligentes pueden hacerlo todo. Pronto deberán funcionar cual cartera. Hacer pagos vía celular es el futuro.

Los billetes desaparecerán poco a poco de la vida diaria. El futuro está en hacer pagos con el teléfono celular.

Los billetes desaparecerán poco a poco de la vida diaria. El futuro está en hacer pagos con el teléfono celular.

Los números de serie impresos en los billetes pronto dejarán de ser importantes, porque poco a poco desaparecerán de la vida diaria. Pagar de cualquier manera que no sea en efectivo es cada vez más común. Con el paso del tiempo nuevas herramientas de pago son desarrolladas para poder continuar con esta práctica.

Una de estas herramientas se encuentra en el bolsillo de muchos, el smartphone. Pero, ¿qué es entonces el pago móvil? ¿Una moda o el futuro?

Soluciones basadas en la comunicación

Hay maneras muy sencillas de gastar dinero, aunque no se tenga efectivo en la cartera. Ejemplos de ello son los sistemas Google Wallet, Paypal o Cloud, que además de ser conocidos a nivel mundial, emplean las tarjetas de crédito o débito que los usuarios han registrado y permiten hacer pagos en todo el mundo.

El NFC o comunicación de cercana esfera, es un sistema tecnológico que amplía el alcance de los pagos a través de tarjetas. Lo que diferencia a este sistema de los demás es que las transacciones serán más rápidas, fáciles y seguras. El NFC es un canal de transmisión inalámbrica que conecta distintos aparatos electrónicos. Actualmente se desarrollan chips de NFC que puedan ser instalados en los celulares inteligentes y que puedan ser leídos y escaneados por diferentes aparatos.

En Colonia se prueba un sistema para pagar el estacionamiento a través de celular.

En Colonia se prueba un sistema para pagar el estacionamiento a través de celular.

Se espera que pronto el cliente pueda realizar pagos con la simple acción de sostener su smartphone frente a una terminal electrónica, que ésta lea el chip y la transacción sea llevada a cabo.

“Los pagos vía celular son mucho más que una moda. A través de la inmensa propagación de los smartphones y tablets, los procedimientos de pago se han hecho cada vez más importantes. El comercio electrónico se convertirá en comercio móvil”, dice Manfred Krüger, presidente de ConCardis GmbH, una empresa que ofrece servicios para la transferencia de fondos sin efectivo.

Una Taxi-App como pionera

“Yo sólo uso el taxi en viajes de negocios, pero siempre pierdo las facturas. Con la aplicación MyTaxi no me puede pasar esto, ya que recibo las facturas por correo electrónico, y los correos electrónicos no se pueden perder”, comenta André Bajorat, experto en banca en línea y pagos vía smartphone.

Con MyTaxi los clientes sólo deben elegir una manera de pago dentro de la aplicación, ya sea PayPal o tarjeta de crédito.

De acuerdo al experto en banca en línea, la cadena Starbucks ofrece ya un sistema parecido en los Estados Unidos y comenta que sería óptimo para cines y centros comerciales en un futuro.

“Pensamos que la tecnología NFC será completamente introducida en los próximos años y se convertirá en algo común”, comenta Steffen von Blumroeder de la Asociación Federal de Información Económica, Telecomunicación y nuevos Medios.

¿Y la seguridad?

También en el mundo digital puede perderse algo, como la información personal.

Muchos sistemas de pago móvil están todavía en prueba y en todos ellos la protección de la privacidad y la información personal son un tema de gran relevancia. “Por el momento, estas tecnologías deben ser mejoradas, específicamente la seguridad. Los chips de NFC son más fáciles de leer de lo que se había pensado”, dice Antje Stobbe, analista del Banco Alemán.

Existen muchas maneras de gastar dinero sin necesidad de usar efectivo, pero desgraciadamente, no se ha desarrollado ningún sistema que ayude a ahorrar lo que hay en la cuenta bancaria.

Autora: Rayna Breuer / Ariana Galindo González

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda