1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El Super Bowl fue para Baltimore

Baltimore Ravens logró el título de la NFL por segunda vez en su historia. Las emociones del encuentro incluyeron un electrizante espectáculo de Beyoncé, y luego, un inesperado corte de energía.

Los Ravens ganaron su primer título en 2001 y repiten ahora tras haber llegado sufriendo a los playoffs.

San Francisco buscaba su sexto título en otras tantas finales, pero no pudo continuar con la racha e igualar el récord de los Pittsburgh Steelers, el equipo más laureado.

La gran final del fútbol americano supuso también el triunfo de John Harbaugh sobre su hermano Jim, entrenadores de los Ravens y los 49ers respectivamente.

Inesperado apagón

El Super Bowl fue un duelo fratricida que estuvo a punto de hacer historia por la remontada de San Francisco, finalmente abortada por los Ravens.

Y es que el apagón al poco de iniciarse el segundo tiempo supuso un punto de inflexión: negativo para Baltimore y positivo para San Francisco, perdido durante los dos primeros cuartos, sin ataque -apenas dos lanzamientos de campo- y sin defensa.

El quarterback de Baltimore, Joe Flacco, dio el primero de sus tres pases para touchdown a 10:36 minutos para el final del primer cuarto. David Akers anotó luego los tres primeros puntos para San Francisco.

En el segundo cuarto, de nuevo Flacco conectó con Dennis Pitta para el segundo touchdown de los Ravens.

El mariscal de campo de Baltimore estaba encendido y logró un pase de 56 yardas para Jacoby Jones, que hizo la recepción y tras romper la cintura al defensor de los 49ers logró un nuevo touchdown. No era para menos su baile de celebración. El resultado era de 21-3 a falta de 1:58 minutos. Akers cerró la primera mitad con otro lanzamiento que dejó el marcador en 21-6.

En la segunda parte, el equipo californiano tenía que hacer historia si quería ganar el Super Bowl pues ningún equipo había remontado jamás una desventaja de diez puntos.

La diva Beyoncé amenizó el intermedio del encuentro.

La diva Beyoncé amenizó el intermedio del encuentro.

La estrella de Beyoncé

Momentos para la reflexión y para Beyoncé, que con un minivestido de cuero negro electrificó a Estados Unidos con un espectacular show de 15 minutos en los que, además de cantar en directo y bailar, se reunió con sus dos ex-compañeras de Destiny's Child.

Tan despistados quedaron los 49ers por Beyoncé que a los 11 segundos ya habían sufrido un nuevo touchdown de los Ravens. Jones logró el retorno desde patada inicial más largo de la historia de la NFL: capturó la patada de San Francisco en su propia zona de peligro y recorrió 109 yardas para poner el 28-6 en el marcador.

La explosión de la diva de la canción también fundió los plomos del Superdome de Nueva Orleans. Al poco de reanudarse el partido, a 13:22 minutos para el final del tercer cuarto, se produjo un apagón que obligó a interrumpir el mayor espectáculo deportivo del país por 35 minutos.

Baltimore Ravens dominaba claramente por 28-6, pero todo cambió a partir de entonces. En menos de tres minutos, los 49ers renacieron con dos touchdowns, uno de Michael Crabtree y otro de Frank Gore, y un "field goal" de Akers para acercarse 28-23.

En el último cuarto, Justin Tucker cortó la racha de los Ravens con un lanzamiento de campo que puso el 31-23.

Colin Kaepernick respondió para San Francisco con el touchdown en carrera más largo de la historia del Super Bowl para un quarterback. Con 31-29, los 49ers rechazaron buscar el punto extra con el pie y buscaron sin éxito otro touchdown que les hubiera dado el empate.

Faltando 4:22, Tucker amplió de nuevo la ventaja 34-29. San Francisco tuvo su oportunidad para el touchdown a falta de 1:50 minutos, pero la desaprovechó y Baltimore, ya con la pelota en su control, cerró el partido para ganar el segundo Super Bowl de su historia.

EL/ CP (dpa, reuters, afp)