1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El renacimiento de Berlín como metrópoli de la moda

Extraoficialmente se le acredita a la cultura alternativa de Berlín dictar las tendencias de moda en el país. Pero también los negocios oficiales de moda en la capital alemana han alcanzado su antiguo esplendor.

Moda en Berlín: una historia de éxito.

Algunas personas, sobre todo con tendencias esotéricas, hablan de un espíritu que hace de una ciudad lo que es. Lo que este espíritu realmente es, permanece en suspenso. Pero en el caso de Berlín se puede decir que el espíritu de la moda de siglos pasados se ha despertado nuevamente y está lleno de vida. Éste se ha estado revelando al público desde hace varios años en la Semana de la Moda realizada en enero y julio bajo el nombre de Fashion Week.

Este año, del 18 al 21 de enero, tiene lugar la décima edición. La Fashion Week está compuesta por cinco ferias individuales. En el centro de la atención se encuentra la “Mercedes-Benz Fashion Week” que se realiza en una larga carpa cerca de la Puerta de Brandeburgo. Igual que en Nueva York, París, Londres o Milán, aquí se muestran en los desfiles colecciones elegantes de diseñadores y marcas conocidas.

Los negocios de moda en la capital alemana han alcanzado su antiguo esplendor.

Por su parte, la feria “Bread & Butter”, ubicada en el terreno del antiguo aeropuerto de Tempelhof, se enfoca en la ropa casual deportiva, la cual se ha vuelto un segmento cada vez más importante de moda, sobre todo en Berlín. Los límites entre estos dos segmentos de moda son difusos, dijo el diseñador berlinés Michael Michalsky en una entrevista en un periódico y añadió que estos son trazados más bien por los conocedores de la rama que por los consumidores. Para la clientela chic, la Semana de la Moda también ofrece la feria “Premium”. Mientras que la “Seek” se concentra en la ropa para niños y jóvenes, la feria “Bright” ofrece ropa urbana y skate. Durante estos tres días también tienen lugar docenas de desfiles de moda en hoteles, salas de concierto y galerías.

“Una mezcla única de moda y vanguardia”

La Semana de la Moda se ha convertido en una gran fuente de ingresos para la capital alemana. Según la asociación oficial de turismo de la ciudad, Visit Berlin, se calculan en alrededor de 200.000 los visitantes adicionales y en 100 millones de euros las ventas en hoteles, restaurantes e instituciones culturales relacionadas con la feria de moda.

Los límites entre diversos segmentos de moda son hoy difusos.

“Pero no se trata solamente de efectos económicos”, dijo Christian Tänzler, portavoz de la asociación de turismo. “Se trata también de mejorar la imagen de Berlín”. Hace diez años, dijo Tänzler, habría sido inconcebible que Berlín fuese tomada en consideración como una ciudad de moda importante. “Pero esto ha cambiado”. El interés por la capital alemana ha aumentado tanto dentro como fuera del país. “La razón es que en la capital alemana existe una mezcla única de moda y vanguardia”, añadió el portavoz.

Berlín siempre ha considerado ser más vanguardista que otras ciudades. Todo empezó en el año 1837 cuando en la floreciente ciudad prusiana se comenzó a producir prendas de vestir en grandes cantidades. Esto marcó la hora del nacimiento de la producción de moda a nivel industrial y generó un boom en la cuidad.

Para 1849 uno de cada cinco berlineses trabajaba en el negocio textil y la moda procedente de la ciudad representaba un sello de calidad. Berlín celebró su primer desfile de modas oficial en 1902 y poco después inicio su primera Semana de la Moda bajo el nombre “Die Durchreise” (“El viaje de paso”).

El nuevo auge después de la Segunda Guerra Mundial

Hasta la Segunda Guerra Mundial la ciudad se había convertido en uno de los centros de moda más importantes en Europa. Ya en los años 1950 Berlin había vuelto a ser el lugar más importante para la producción de moda en Alemania En la década de 1980, en los distritos de Berlín Oriental de Prenzlauer Berg,. Mitte y Friedrichshain, surgieron teatros de moda vanguardista en los cuales los diseñadores presentaban sus prendas individuales y extraordinarias.

La feria “Bread & Butter” se concentra en la ropa casual deportiva.

Después de la caída del Muro de Berlín, diseñadores de toda Alemania y Europa vinieron a la ciudad para trabajar en estudios, coser camisas de techno y crear sus colecciones. El gran éxito para la metrópoli tuvo lugar en el año 2003 cuando la feria “Bread & Butter” se mudó de Colonia a Berlín. Cuatro años más tarde llegó la “Mercedes Benz Fashion Week” y trajo consigo glamour internacional, estrellas y grandes compañías.

Berlín ha logrado ocupar un primer lugar en la moda alemana. Según datos del Investitionsbank Berlin, más de 4.000 compañías con 12.000 empleados están establecidas en la capital alemana. A pesar de esto, las ventas de la industria de moda de casi dos mil millones de euros son inferiores a las de Múnich. Esto se debe en parte a que la moda berlinesa es menos cara.

Autor: Kay-Alexander Scholz / GD
Editor: Pablo Kummetz

DW.DE