1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Duros choques en Cisjordania tras muerte de palestino

Cientos de manifestantes salieron a las calles para protestar por el deceso de un joven que, aparentemente, falleció tras haber sido torturado en Israel.

El último episodio de la larga saga palestino-israelí es la acusación realizada por funcionarios palestinos, quienes aseguran que un prisionero de esa nacionalidad muerto en una cárcel de Israel falleció a causa de “torturas extremas”. El deceso de ese joven provocó una huelga de hambre de palestinos y violentas protestas en Cisjordania.

Allí, manifestantes armados con piedras se enfrentaron este domingo (24.02.2013) a soldados israelíes. Los enardecidos ciudadanos lanzaron piedras contra soldados israelíes, quienes respondieron con gas lacrimógeno y granadas de aturdimiento. Se reportaron varios heridos, aunque ninguno de gravedad.

Los choques se suman a las violentas protestas ocurridas la semana pasada, en solidaridad con cuatro prisioneros en huelga de hambre. Unos 4.700 palestinos están detenidos en cárceles israelíes, muchos de ellos condenados por ataques contra Israel y otros apresados sin un juicio. Los palestinos los ven como los héroes y la muerte de cualquiera de ellos podría desatar actos de violencia.

Dolor y rabia en Cisjordania



Aunque el presidente palestino, Mahmud Abbas, dijo hace tres meses en una entrevista en la televisión israelí que no permitiría el comienzo de una tercera Intifida armada, un funcionario del ministerio de Defensa de Israel dijo que las protestas de los últimos días demuestran que las cosas “pueden salirse de control”.

Niegan ataque cardíaco

Mientras, Saber Aloul, patólogo jefe de la Autoridad Palestina que asistió a la autopsia en Israel de Arafat Jaradat, dijo que las marcas en el cuerpo de la víctima demuestran que fue torturado durante su interrogatorio. Además, no hay indicios de un fallo cardíaco, añadió. Jaradat, quien murió el sábado en la prisión de Megiddo, había sido detenido el 18 de febrero cerca de Hebron, debido a que estaba lanzando piedras contra civiles israelíes.

En señal de protesta, unos 4.500 palestinos detenidos en cárceles israelíes realizaron este domingo (24.02.2013) una huelga de hambre. Por ello, a la luz de los violentos disturbios que se han repetido en las últimas jornadas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió al presidente palestino, Mahmud Abbas, que mantenga la calma y el orden en su territorio.

Un colaborador de alto rango del presidente palestino no entregó indicios sobre si la Autoridad, que ejerce un gobierno limitado sobre Cisjordania, realizaría un llamado a la calma, y culpó a Israel por el aumento de los disturbios. La ola de protestas antiisraelíes ocurre a un mes de que Barack Obama, presidente de Estados Unidos, visite la zona.

DZ (Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema