1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Drones“: matar a control remoto

Su uso es polémico, pero muchos políticos consideran legítimo recurrir a “drones” en la guerra moderna. El debate cobra vehemencia, no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa.

Pueden mantenerse en el aire hasta 24 horas, dirigidos desde tierra, sobrevolando principalmente zonas en las que se sospecha la presencia de terroristas. Los “drones”, naves no tripuladas de alta tecnología, provocan titulares por estos días en Estados Unidos y también en Europa. Ahora se supo que desde hace dos años existe una base de “drones” estadounidenses en Arabia Saudita. Entretanto, Irán publicó imágenes presuntamente captadas por uno de estos aparatos norteamericanos, del tipo RQ-170, que según la versión iraní fue interceptado en la frontera con Afganistán en diciembre.

Víctimas civiles

John Brennan, director designado de la CIA.

John Brennan, director designado de la CIA.

John Brennan, el más estrecho asesor del presidente Obama en materia de lucha contra el terrorismo y jefe designado de la CIA, ha enfrentado fuertes críticas de senadores y manifestantes por el uso de “drones”. Los detractores destacan sobre todo la cantidad de víctimas civiles que cobran sus misiones. De acuerdo con la asociación independiente de periodistas “Bureau of Investigative Journalism”, con sede en Londres, en Pakistán han muerto desde 2004 más de 3.000 personas en ataques de “drones”, incluyendo por lo menos 470 civiles. Entre las víctimas también figuran ciudadanos estadounidenses, como el islamista radical Anwar el –Awlaki, muerto en 2011 en un ataque en Yemen.

Un “dron” también mató a un alemán, Bünyamin E., quien había viajado a una región montañosa del noroeste de Pakistán, considerada un bastión islámico. También en Alemania se plantean múltiples reparos éticos al uso de estas naves teledirigidas. “Cuando la decisión sobre la vida o la muerte se traslada al computador, al final nadie se hace responsable de las personas que mueren”, dice a DW Niklas Schörnig, de la Fundación para el Estudio de Conflictos y la Paz de Hesse. Y plantea como ejemplo que el oficial que puso en marcha el “dron”, pero no activó el arma, puede distanciarse del hecho tanto como el programador.

Sentencia de muerte sin juicio

El uso de “drones” con misiles es altamente controvertido desde el punto de vista del derecho internacional. Los estadounidenses argumentan que se libra un conflicto armado con Al Qaeda y, como ésta opera en todo el mundo, también hay que combatir a la red terrorista en el mundo entero, dice Schörnig.

Wolfgang Neskovic, diputado independiente y hasta hace poco miembro de la bancada de La Izquierda, afirma que “el derecho internacional no contienen ninguna base jurídica para dar muerte selectivamente a presuntos terroristas fuera de una situación de combate”. En su opinión, eso equivale a aplicar “sentencias de muerte sin juicio”.

Riesgos para EE.UU.

Götz Neueneck, del Instituto de Estudios para la Paz y Política de Seguridad de la universidad de Hamburgo, critica sobre todo la política de información: “En este terreno impera la falta de transparencia. No se sabe con precisión quién toma que decisión sobre qué base”.

Pero los “drones” también encierran un riesgo para Estados Unidos. Según Schörnig, la técnica no está madura, debido a razones económicas: “Si uno se pregunta si estos sistemas están protegidos contra manipulaciones o hackeos, hay que decir que no demasiado bien. Por razones de costo, en muchos sistemas de ‘drones' se instalan productos comerciales o en parte también software comercial. Allí existen siempre posibilidades de interferir”.

También la revelación de la existencia de la base en Arabia Saudita podría tener consecuencias desagradables para los estadounidenses. Según Schörnig, ésta se mantuvo por largo tiempo en secreto por consideración a las autoridades locales. “Para el gobierno saudí, naturalmente es un problema que ‘drones' que matan selectivamente a combatientes islámicos despeguen de un país musulmán. Eso puede provocar problemas y resistencia en la población”, indica. Posiblemente otros países nieguen a Estados Unidos autorización para lanzar desde allí sus “drones”.

Autora: Stephanie Höppner/Emilia Rojas

Editor: Enrique López

DW.DE