1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chile y Alemania: unión para desarrollo de la minería

En Chile sobran los recursos minerales y falta mano de obra calificada. Ahora, universidades alemanas y chilenas logran éxitos de capacitación en el centro de excelencia conjunto en minería Domeyko.

En los últimos años la minería, la mayor riqueza de Chile, ha experimentado un salto explosivo. Esta industria aporta el 20% del PIB y representa el 57% de las exportaciones en el país sudamericano. Como mayor productor y exportador de cobre del mundo, en un escenario de altos precios del mineral, Chile tiene un auspicioso pero desafiante futuro. El gran cuello de botella para el desarrollo de la industria es la insuficiente mano de obra calificada: sobran riquezas, pero faltan técnicos preparados.

Buscando hacer coincidir necesidades con oportunidades, la embajada chilena en Alemania impulsó la creación de un centro de excelencia en minería. “Buscamos en Alemania a las instituciones académicas clave –TU Freiberg y TFH Georg Agricola zu Bochum- para unirlas con universidades chilenas y lograr que trabajaran conjuntamente en el desarrollo de una iniciativa que permita formar capital humano”, explica Mónica Cuevas, de la embajada chilena en Berlín.

La minería es la principal fuente de ingresos de Chile.

La minería es la principal fuente de ingresos de Chile.

El sello Domeyko
Con este objetivo, los rectores de estas dos universidades alemanas y de tres chilenas (Universidad de Atacama, Católica del Norte y de Concepción) firmaron en octubre pasado en Santiago una declaración para la creación de un centro chileno-alemán para docencia e investigación en minería. Allí estuvieron también la ministra de Educación de Alemania, Anette Schavan, y el ministro de Minería chileno, Hernán de Solminihac.

El centro fue bautizado como Domeyko, un apellido que es sinónimo de excelencia académica e investigación en geología y minería. Ignacio Domeyko emigró de su Polonia natal en 1831 y tras un breve paso por la Universidad alemana de Freiberg y una estadía en París, llegó a Chile donde hizo aportes significativos a la educación y la investigación, y a laformación de escuelas mineras. Posteriormente, su hijo Casimiro estudió en Freiberg y a su regreso incorporó conceptos aprendidos en Alemania.

El déficit trabajadores calificados podría frenar el desarrollo de la actividad minera.

El déficit trabajadores calificados podría frenar el desarrollo de la actividad minera.

Buenos sueldos, pocos trabajadores
El fenómeno es complejo. Aunque en Chile la industria minera ofrece los mejores sueldos, hay un gran déficit de expertos en todos los niveles. Las duras faenas, principalmente en la árida zona norte del país, el aislamiento, el sistema de turnos de trabajo y el costo familiar hacen a la minería poco atractiva.

También hay un problema cultural, pues las carreras universitarias son más valroadas y no así las técnicas: “Hay que mostrar que una profesion técnica es algo muy valioso y muy interesante para cualquier joven y su familia. Actualmente, la profesión exige una buena capacitación y las empresas lo piden, no se puede hacer algo corto o mal hecho”, indica Wolfgang Griem, Director del Departamento de Geología de la Universidad de Atacama.

Este profesor e investigador alemán, con 17 años en Chile, destaca que este plantel tiene una larga tradición como escuela minera y de intercambio con Europa, especialmente con Alemania, que con el Centro Domeyko puede incrementarse.

Un grupo de estudiantes de la TU Freiberg y U. de Atacama en una salida a terreno en el Salar de Maricunga, norte de Chile.

Un grupo de estudiantes de la TU Freiberg y U. de Atacama en una salida a terreno en el Salar de Maricunga, norte de Chile.

Beneficios compartidos
El proyecto despierta gran interés en Alemania. Como productor de alta tecnología, depende de un suministro estable de materias primas y Chile es un socio clave. El país sudamericano además ofrece lugares ideales para la formación y la práctica en minería. Por su parte, Chile puede aprender y beneficiarse del exitoso modelo de formación dual alemán en carreras técnicas. 

“La gran ventaja de la cooperación con Alemania es mejorar el acceso a la tecnología moderna  y aumentar la cantidad de profesionales a nivel técnico. Y Alemania puede acceder a la práctica en terreno, a las minas, las faenas, yacimientos y depositos”, explica Wolfgang Griem. La cooperación permite realizar intercambios estudiantiles, cursos con invitación de académicos, aumentar los alumnos y mejorar el nivel de enseñanza.

En la TU Freiberg hay actualmente una larga lista de proyectos de cooperación con instituciones chilenas, que incluyen investigación, cursos y la formación de doctorandos en esta universidad alemana. “Nosotros tenemos la posibilidad de entregar una buena educación y tenemos muy buena experiencia en el trabajo con Chile”, indica el Profesor Gerhard Heide, del Instituto de Mineralogía de la TU Freiberg, quien celebra la formación del Centro Domeyko.

El centro fomentará proyectos de académicos, de formación e investigación, pero “no sólo está orientado a temas estrictamente técnicos- explica Carlos Barrenechea, coordinador en Chile-. Hay temas vinculados con la minería, como la medicina en altura y la aceptación social de esta actividad, que también  queremos desarrollar”.

Para su puesta en marcha hay un financiamiento inicial del Ministerio de Educación alemán y se espera también la cooperación de su par chileno, en un programa de formación de profesores y capacitadores de los futuros técnicos en minería.

Autora: Victoria Dannemann

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW.DE

Enlaces externos