1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cargos contra Gordillo incluyen crimen organizado

La dirigente sindical mexicana compareció tras una reja en el Sexto Juzgado de Ciudad de México, donde le fueron leídas las imputaciones.

La poderosa dirigenta sindical Elba Esther Gordillo, líder del magisterio mexicano, compareció la tarde de este miércoles (27.02.2013) ante la Justicia, que le dio a conocer los cargos que se le imputan. Gordillo fue detenida el martes acusada de desviar fondos de su institución para beneficio personal.

La líder, de 68 años, compareció detrás de una reja en el Sexto Juzgado de procesos penales federales, en Ciudad de México, donde le fueron leídos los cargos. Ella escuchó tranquila e intercambió palabras con el secretario del juzgado.

Junto a la otrora poderosa Gordillo, quien pasó su primera noche en la cárcel el martes, fueron detenidos dos hombres y una mujer, por su presunta participación en la triangulación de recursos de dos cuentas con más de 150 millones de euros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Los cargos

Los cargos imputados a la líder sindical son violación a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, además de usar el dinero del sindicato para cirugías estéticas, inversiones inmobiliarias, depósitos en Suiza y Liechtenstein, pago a una cadena de tiendas de lujo en Estados Unidos, galerías de arte y mantenimiento de un avión.

Su detención fue saludada por prácticamente todos los sectores políticos en México. El presidente del izquierdista Partido Revolución Democrática, Jesús Zambrano, dijo que éste “era un escándalo hace rato y nadie se atrevía a tocar a Gordillo, parecía que era parte de la corte celestial de la corrupción”.

Según la fiscalía, la dirigente trianguló para beneficio propio dinero de al menos dos cuentas del sindicato, pero el desfalco podría ser mayor ya que falta por analizar otras 79 cuentas. El procurador general, Jesús Murillo, aseguró que la investigación recién da sus primeros pasos “y todavía falta mucho por averiguar”.

Gordillo utilizó su derecho a guardar silencio ante las imputaciones que le formuló la fiscalía, que son tan graves que le impedirán solicitar la libertad bajo fianza. Sus abogados solicitaron que se duplique el plazo legal para que el juez analice las pruebas. Así, la decisión de iniciar o no un juicio en su contra se conocerá el próximo 5 de marzo.

DZC (dpa, BBC)

DW recomienda