1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Amazon desvinculó a firma de seguridad sindicada de ultraderecha

El gigante de ventas online Amazon comunicó su desvinculación de una empresa de seguridad cuyo maltrato a sus empleados desató un escándalo portagonizado por una española en Alemania.

La empresa de seguridad H.E.S.S., Hensel European Security Services, con sede en Kassel.

La empresa de seguridad H.E.S.S., Hensel European Security Services, con sede en Kassel.

"Amazon dispuso finalizar de forma inmediata la cooperación con el servicio de seguridad que fue criticado", dijo una portavoz de la empresa, que gregó que la empresa tiene "una tolerancia cero a la discriminación e intimidación". "Esperamos lo mismo de todas las compañías con las que trabajamos", insistió.

La empresa de seguridad con la que hasta ahora trabajaba Amazon fue sindicada de presentarse y actuar como esbirros de ultraderecha, con cabezas rapadas y conducta amenazante. El nombre de dicha empresa "H.E.S.S, con sede en Kassel, recuerda incluso a una de las figuras nazis, Rudolf Hess. ¿Propósito o coincidencia?

Una inmigrante española víctima de maltratos

El escándalo se encendió la semana pasada cuando la cadena pública ARD emitió un documental que denuncia las condiciones de los empleados temporales contratados por Amazon como refuerzo temporal en almacenes de Alemania.

Centro logístico de Amazon en Pforzheim, Baden-Württemberg.

Centro logístico de Amazon en Pforzheim, Baden-Württemberg.

El reportaje titulado "¡Entregado!" está protagonizado por una española, que cuenta detalles sobre los largos viajes a turnos nocturnos, el alojamiento en cabañas de vacaciones con varios desconocidos o el control permanente de los empleados por parte de intimidatorio personal de seguridad con rasgos ultraderechistas.

Habla Günter Walraff, “el defensor de los indefensos”

El periodista y escritor alemán Günter Wallraff, conocido por desnudar este tipo de prácticas abusivas en sus investigaciones encubiertas, criticó duramente a Amazon. "Empleados de esta empresa me han descrito en varias oportunidades las condiciones más crueles de trabajo", dijo a dpa el autor de "Cabeza de turco".

Wallraff sostuvo que los más afectados son los trabajadores temporales. Dijo que eran vigilados por cámaras y al menor descanso eran llamados por sus jefes que los amenazaban con represalias. "Se dispone de los trabajadores como de siervos".

El periodista agregó que en casos aislados se les había prohibido llevar medicamentos al lugar del trabajo, incluso a diabéticos.

La ministra de Trabajo alemana, Ursula von der Leyen, pidió a Amazon que aclarase las condiciones en las que trabajan sus empleados temporales y amenazó incluso con retirar la licencia a la empresa de trabajo temporal a través de la cual Amazon consigue sus empleados subcontratados.

El documental despertó una ola de críticas y varios llamamientos en las redes sociales a boicotear a la compañía estadounidense.

JOV (dpa, ARD)

DW recomienda