1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

América Latina- Alemania: intereses complementarios

Las empresas alemanas miran con cada vez más interés hacia América Latina, donde vislumbran buenas oportunidades, sobre todo en el campo de la tecnología y las energías renovables. Chile es un ejemplo atractivo.

Valparaíso, el principal puerto chileno.

Valparaíso, el principal puerto chileno.

Mientras los mercados de Europa y Norteamérica sufren los embates de la crisis, los empresarios alemanes buscan nuevas opciones, incluso más allá de las consagradas economías emergentes de los BRICS. Un estudio realizado por encargo de la Confederación de la Industria Alemana (BDI) da un vistazo a las perspectivas que ofrecen varios países, tres de ellos de América Latina: Chile, Colombia y Perú, lo que da un claro indicio de las nuevas orientaciones de las expectativas empresariales.

Dinamismo latinoamericano

“América Latina se cuenta entre los ganadores del desplazamiento de fuerzas en la economía mundial”. Así lo afirmó recientemente el presidente de la BDI, Hans Peter Keitel, con motivo de las Jornadas Económicas Germano- Chilenas, celebradas por primera vez en Alemania, en Essen. Junto con hacer notar que en los pasados dos años la región creció en promedio un 5,4 por ciento, destacó que “hoy en día se cuenta entre las más dinámicas del mundo”.

Sigrid Zirbel, de la BDI.

Sigrid Zirbel, de la BDI.

“Alemania, como nación exportadora, tiene que reaccionar a semejantes procesos”, indica Sigrid Zirbel, directora regional para Norte y Latinoamérica de la BDI, acotado que América Latina se ha vuelto más interesante no sólo en vista de sus tasas de crecimiento, sino también porque muchos de sus países han evolucionado positivamente en cuanto a estabilidad político-económica. “Las empresas alemanas naturalmente vuelven la mirada hacia donde hay mayor dinámica, más aún cuando en Europa los mercados ya no crecen”, indica.

También la mediana empresa

Las grandes empresas alemanas ya están en América Latina, pero ahora se suman cada vez más también las empresas medianas, para las que la región se ha vuelto igualmente más atractiva, en vista de un marco de condiciones favorable para los negocios.

Sigrid Zirbel estima que el interés de las empresas alemanas en la región seguirá creciendo, precisamente en los campos en los que Latinoamérica necesita más inversiones, como el de la infraestructura y el sector energético, en particular el de las energías renovales. “Hay una creciente conciencia en materia de sostenibilidad económica y protección del medio ambiente, y precisamente en esos campos las empresas alemanas son fuertes; por eso pensamos que hay una buena situación de base para intensificar nuestra cooperación con América Latina, apunta la experta de la BDI.

El atractivo de Chile

Dentro del contexto latinoamericano, Chile aumenta su atractivo para los inversionistas. La inversión extranjera directa ascendió a un récord de más de 12.200 millones de dólares en el primer semestre, según fuentes oficiales. Y el país también atrae cada vez más la atención del empresariado germano. “Naturalmente Chile, con 17 millones de habitantes, tiene un mercado limitado, pero también tienen muchos tratados de libre comercio y está conectado con otros países, con el Mercosur, con la Alianza del Pacífico, de lo cual se derivan muchas posibilidades”, señala Sigrid Zirbel. Y hace notar que “el comercio de Alemania con Chile aumentó el año pasado más de un 25%”.

20.11.2007 DW-TV Wirtschaft Made in Germany Chile

Chile tiene recursos naturales de gran demanda.

Más de 200 empresarios alemanes y chilenos acudieron las Jornadas Económicas Germano-Chilenas de Essen, donde se constituyó el Foro Germano–Chileno de Minería y Materias Primas, una plataforma que permitirá a los empresarios contar con una plataforma de diálogo para impulsar la cooperación en el sector.

Sus recursos naturales confieren a Chile un atractivo especial. No solo el cobre es codiciado, sino también el litio, del que hoy es el principal productor mundial, con una cuota de mercado superior al 41 por ciento. “Chile tiene la ventaja de ser uno de los países más ricos del mundo en materias primas, también en las que se requieren para nuevas tecnologías, como el litio para la electrónica, y allí existe también la voluntad de aumentar el valor agregado y la productividad”, afirma Sigrid Zirbel, concluyendo: “Alemania es un país pobre en materias primas y estamos interesados en tener acceso seguro a ese tipo de recursos; ambos intereses se pueden complementar muy bien”.

Autora: Emilia Rojas

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda