1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania regresa al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

En 2013, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas cuenta con nuevos miembros: mientras China y Rusia lo abandonan, Alemania ha vuelto a entrar. Observadores esperan que el gremio trabaje más eficazmente.

El CDH en Ginebra.

El CDH en Ginebra.

Este lunes (25.02.2013), tuvo lugar la primera sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas del presente año, en Ginebra, y, por primera vez en tres años, nuevamente se encuentran diplomáticos alemanes entre los representantes de los 47 Estados miembros.

El presidente alemán, Joachim Gauck, también estuvo invitado. En su discurso hizo un llamado a denunciar las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo, independientemente del tamaño o de la importancia de un país, “aunque signifique tener que criticar al país vecino o amigo”, destacó.

La última vez que Alemania formó parte del CDH fue de 2006 a 2009. En este nuevo período, se había vuelto a postular junto con otros cuatro países para obtener uno de los tres lugares disponibles. Alemania consiguió un excelente resultado: “Este es un claro voto de confianza y un reconocimiento de la capacidad alemana de intermediar imparcialmente entre diferentes regiones”, dijo Hanns Schumacher, embajador de Alemania ante las Naciones Unidas, en Ginebra.

Julie de Rivero

Julie de Rivero

Siria: una prueba

Según observadores, la votación de Alemania es un reconocimiento del compromiso activo de los diplomáticos alemanes en Ginebra. “Este año, muchos de los países que conforman el consejo reconocen los derechos humanos. Por ello, este año, se presentan posibilidades que no hemos tenido en el pasado. Alemania está representada con un excelente equipo de diplomáticos”, cuenta Julie de Rivero, directora de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, en Ginebra.

La situación en Siria es una primera prueba para el nuevo consejo. Desde la irrupción de la crisis, Rusia y China habían impedido todo intento de mandar un mensaje claro del CDH al régimen de Assad. Ambos países ya no están representados en este gremio en 2013.

Beate Rudolf

Beate Rudolf

Ahora, el CDH tiene la posibilidad de fungir como un sistema de alarma preventivo para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, explica Beate Rudolf, directora del Instituto Alemán de Derechos Humanos, en Berlín. En su opinión, Alemania debería asumir un papel líder para que el consejo apruebe resoluciones e instale comisiones investigadoras rápidamente, ejerciendo más presión sobre el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Tres enfoques

En cambio, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania ve otras prioridades: el derecho al agua y al suministro sanitario, así como el tema de los niños soldados y la trata de personas.

Representantes de organizaciones de derechos humanos, como Julie de Rivero, reconocen la importancia de esos temas, pero los califican de “cómodos”, exigiendo que el CDH tome posición sobre asuntos más concretos.

El embajador alemán ante la ONU, Schumacher, aseguró que Alemania se mostrará abierta al diálogo en el CDH con países que tengan otro concepto de los derechos humanos: “Como europeos no debemos actuar como alguien que intenta imponer su voluntad sobre los demás”, afirmó.

Autor: Claudia Witte/ VC

Editor: José Ospina-Valencia

DW.DE