1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania quiere facilitar llegada de inmigrantes calificados

El Gobierno presentó una serie de medidas para agilizar el ingreso de personal preparado para determinadas áreas de la industria.

El domingo (24.02.2013), la ministra de Trabajo de Alemania, Ursula von der Leyen, dijo que los inmigrantes calificados que llegan a la principal potencia europea eran “un golpe de suerte que ayuda a nuestro país. Lo rejuvenece, lo hace más creativo y más internacional. Todos salen ganando”.

Demostrando que no se trataba solo de palabras de buena crianza, este miércoles (27.02.2013) el gabinete de la canciller Angela Merkel presentó una serie de iniciativas legales para modificar las leyes inmigratorias y hacerlas más simples, menos burocráticas y más atractivas para potenciales interesados de otros países. El proyecto debe ser aprobado ahora por la Cámara Alta del Parlamento alemán.

De esta forma, el país busca aliviar una escasez crónica de trabajadores preparados en áreas como la ingeniería, la conducción ferroviaria y la plomería. La idea es que estas modificaciones entren en vigencia en julio de 2013 y tengan un resultado similar a otras adoptadas con anterioridad para beneficiar a enfermeras y académicos de fuera de la Unión Europea.

Menos trabas, más gente

“Con este nuevo decreto estamos descartando el 40 por ciento de las viejas reglas y dejamos la puerta abierta para trabajadores calificados que pueden ayudar al progreso en nuestro país", señaló este miércoles la ministra de Trabajo, Ursula von der Leyen, en un comunicado.

Esto ocurre pues, a diferencia de la inmensa mayoría de los países miembro de la Unión Europea, Alemania tiene cifras de empleo en sus mejores niveles desde la reunificación, en 1990. El problema es que la población envejece y las tasas de inmigración relativamente bajas han creado una escasez de trabajadores en determinados sectores del sector productivo.

El Gobierno ya introdujo medidas para recortar la burocracia y fomentar que compañías reconozcan las calificaciones del exterior, pero críticos dicen que no ha sido suficiente. Por eso estas nuevas medidas buscan hacer todavía menos complicado el ingreso de personas con determinadas calificaciones a un país que necesita 400.000 personas más cada año para mantener su ritmo de crecimiento, según la revista “Der Spiegel”.

DZC (Reuters, dpa, Spiegel)

DW.DE