1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemanes conmemoran construcción del Muro de Berlín

Los residentes de la capital alemana rememoraron los 50 años de la construcción del Muro de Berlín con un minuto de silencio, asistiendo a actos conmemorativos oficiales y deteniendo brevemente sus actividades.

Bundeskanzlerin Angela Merkel (CDU) legt am Samstag (13.08.2011) während der Gedenkveranstaltung 50. Jahrestag des Mauerbaus 1961 auf dem Gelände der Mauergedenkstätte an der Bernauer Straße in Berlin einen Kranz nieder. Anlässlich der Teilung Berlins vor 50 Jahren, am 13. August 1961 wird an die Opfer von Mauer und Teilung erinnert. Foto: Hannibal dpa/lbn +++(c) dpa - Bildfunk+++

La canciller alemana deposita una corona floral en memoria de las víctimas mortales del Muro.

Este 13 de agosto se conmemoran en Alemania los cincuenta años que han transcurrido desde la erección del Muro de Berlín con una serie de actos oficiales y eventos de acceso público a los que asisten la canciller, Angela Merkel, el presidente federal, Christian Wulff, y el resto de la élite política nacional. Al mediodía, los autobuses y trenes se detuvieron durante varios segundos y se mantuvo un minuto de silencio en la capital germana. La ceremonia principal tuvo lugar en la emblemática calle Bernauer de Berlín, el sitio en el que miles de soldados de la extinta Alemania Oriental comenzaron a construir el llamado “Muro de Protección Antifacista” el 13 de agosto de 1961.
Aunque Merkel no pronunció discurso alguno durante el acto, la jefa de Gobierno alemana comentó con algunos asistentes lo que el levantamiento del Muro de Berlín había significado para ella. “En 1961 yo tenía siete años, pero recuerdo el horror que eso desató en mi familia”, contó la líder democristiana, que nació en Hamburgo, pero pasó su infancia en una pequeña localidad del Estado federado de Brandeburgo, en la República Democrática Alemana (RDA). “Nosotros fuimos separados a la fuerza de nuestras tías y nuestros abuelos”, añadió la canciller.
Conmemorando a las víctimas mortales del Muro
Bundespraesident Christian Wulff (v.l,), seine Ehefrau Bettina, Bundeskanzlerin Angela Merkel (CDU), Berlins Regierender Buergermeister Klaus Wowereit (SPD), der ehemalige Bundespraesident Richard von Weizsaecker und der Kulturstaatsminister Bernd Neumann sitzen am Samstag (13.08.11) zu Beginn der Gedenkveranstaltung zum 50. Jahrestag des Mauerbaus auf Ihren Plaetzen. Bei der Gedenkveranstaltung zum 50. Jahrestag des Mauerbaus an der Gedenkstaette Berliner Mauer werden Vertreter von Bundesrat, Bundestag und Bundesregierung, Kraenze zum Gedenken des Mauerbaus an der innerdeutschen Grenze, am 13. August 1961, niederlegen. (zu dapd-Text) Foto: Berthold Stadler/dapd

Merkel, Wulff y la élite política alemana estuvieron presentes en los actos conmemorativos.

Al tomar la palabra, Wulff
puso énfasis en recordar a las alrededor de 136 personas que murieron en el intento de escapar de la Alemania Oriental hacia la República Federal de Alemania (RFA) y a los millones de ciudadanos que vivieron bajo el yugo de la dictadura comunista hasta la caída del Muro el 9 de noviembre de 1989. También el alcalde de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, subió al podio para hacer un llamado contra el olvido, el desconocimiento y la relativización de los sucesos históricos de la Alemania de postguerra.
Un día antes de los eventos conmemorativos, los postcomunistas –los herederos del Partido Socialista Unificado de Alemania, el único grupo político en la historia de la RDA– y algunos representantes del Gobierno de coalición se enfrentaron en un agrio debate sobre las circunstancias que propiciaron la construcción del Muro de Berlín. La jefa de La Izquierda (Die Linke), Gesine Lötzsch, afirmó que el Muro de Berlín había sido “una consecuencia lógica” de la Segunda Guerra Mundial y de la invasión nazi a Rusia hace 70 años.
“El Muro no cayó, el Muro fue derribado”
Die Gedenkstaette Berliner Mauer, aufgenommen am Samstag (13.08.11) in Berlin an der Bernauer Strasse waehrend einer Gedenkveranstaltung zum 50. Jahrestag des Mauerbaus. Bei der Gedenkveranstaltung zum 50. Jahrestag des Mauerbaus an der Gedenkstaette Berliner Mauer werden Bundespraesident Christian Wulff, Bundeskanzlerin Angela Merkel (CDU), Berlins Regierender Buergermeister Klaus Wowereit (SPD) und Vertreter von Bundesrat, Bundestag und Bundesregierung, Kraenze zum Gedenken an den Mauerbau an der innerdeutschen Grenze, am 13. August 1961, niederlegen. (zu dapd-Text) Foto: Clemens Bilan/dapd

La ceremonia central se celebró en la que fue conocida como la “Franja de la Muerte”.

El secretario general del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner, acusó a La Izquierda de burlarse de aquellos que tuvieron que “vivir durante décadas sin libertad” y su homólogo de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), Hermann Gröhe, consideró “escandaloso que políticos de La Izquierda sigan justificando la construcción del Muro de Berlín”, acotando que las palabras de Lötzsch propinaban una “bofetada a todos los familiares de las víctimas”. Wulff procuró zanjar la disputa atrayendo la atención hacia el hecho de que el Muro no cayó, el Muro fue derribado.
“A los alemanes les cuesta estar orgullosos de su país; les gusta buscar el pelo en la sopa”, lamentó el presidente federal en una entrevista publicada este 13 de agosto por el diario germano Die Welt. “Pero ahora podemos contemplar con orgullo el incontenible anhelo de libertad de los alemanes del este y la solidaridad de los alemanes del oeste”, añadió, haciendo referencia a la presión ejercida por un movimiento ciudadano que hizo posible la demolición del Muro y la reunificación de las dos Alemanias.
Actos conmemorativos en la “Franja de la muerte”
La ceremonia conmemorativa central se celebró en la zona que durante 28 años fue conocida como la “Franja de la Muerte”, esa suerte de tierra de nadie en la frontera interalemana que era vigilada desde torres de control y en la que canes amaestrados, minas y otros mecanismos de seguridad eran usados para evitar la fuga de ciudadanos desde la Alemania Oriental hacia la Occidental. Hoy día, ese sector es sede de un monumento que conmemora a quienes murieron tratando de escapar, acoge un largo fragmento del “Muro de la vergüenza” y es parte del Berliner Mauerweg, uno de los circuitos para bicicletas más fascinantes del planeta.
Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / Reuters
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema