1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acusados de violar y matar a joven india se declaran inocentes

Los investigadores dicen tener pruebas contundentes contra los acusados, que podrían enfrentar la pena de muerte por el asesinato de "Amanat".

Los cinco sujetos acusados de la violación y asesinato de “Amanat”, la joven estudiante de fisioterapia de 23 años que murió tras luchar por su vida durante varios días en un hospital de Singapur, se declararon inocentes ante el tribunal de Nueva Delhi este sábado (02.02.2013). El caso generó protestas en India, donde las mujeres reclamaron por la inseguridad que deben vivir a diario.

"Comunicaron al tribunal que son inocentes y que las acusaciones de la policía en este caso son falsas e inventadas", afirmó el abogado A. P. Singh, que defiende a dos de los acusados. Según el letrado, la fiscalía llamará el martes (05.02.2013) a declarar a tres testigos que tras lo ocurrido vieron en la calle a la víctima y al amigo que viajaba con ella en el autobús, y que también fue agredido.

La policía dice que la banda engañó a la joven para atraerla a un autobús en Nueva Delhi, cuando ella y su acompañante abandonaron un cine. Una vez dentro del vehículo, los sujetos la violaron y agredieron con una barra de metal antes de arrojarla sangrando a una carretera. La joven murió de heridas internas dos semanas después del ataque, ocurrido el 16 de diciembre de 2012.

Pruebas contundentes

Un testigo citado por la agencia Reuters vio a los hombres entrar en el tribunal con sus rostros cubiertos, donde los abogados dijeron que se les leyeron los 13 cargos de los que se les acusa, incluido asesinato, que comporta la pena de muerte. El trámite no duró más de 15 minutos. "Después de que el juez leyera los cargos, los cinco se declararon inocentes y se marcharon", dijo Singh, que defiende a los acusados Vinay Sharma y Akshay Thakur.

Según las actas policiales a las que tuvo acceso la agencia de noticias dpa, los supuestos atacantes de la estudiante limpiaron el autobús tras la agresión y quemaron las ropas de la joven. A pesar de ello, la policía encontró restos de sangre y cabello de la mujer en los asientos y el suelo del vehículo. Los investigadores encontraron también salpicaduras de sangre de la víctima en los pantalones, camisetas y zapatos de los cinco acusados.

Este caso hizo que las autoridades estudiaran nuevas leyes para penalizar los abusos contra las mujeres. Bajo las nuevas normas, que el presidente firmará en los próximos días y deben ser aprobadas por el Parlamento, la violación en grupo que lleva a la muerte será castigada con la pena capital, mientras que las penas mínimas se elevarán a 20 años por violación en grupo y violación de una menor.

DZ (dpa, Reuters)

DW recomienda