1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

2013: No solo Wagner

Los wagnerianos están de fiesta en 2013, bicentenario del nacimiento del compositor. Como no solo de Wagner vive el melómano, les damos pistas para que varíen su menú con otros aniversarios apetitosos.

MILANO, ITALY: Picture dated 1900 of Italian composer Guiseppe Verdi (1813-1901). (Photo credit should read AFP/AFP/Getty Images)

Komponist Giuseppe Verdi

Giuseppe Verdi también está de bicentenario. Al igual que ocurre con Wagner, no hace falta llegar a un aniversario redondo para acercarnos a su música. El melómano escucha asiduamente partituras de ambos, a no ser que sienta una explícita antipatía por el personaje, cosa frecuente en el caso del alemán. No solo es que Wagner tuviera una fuerte vena antisemita –algo bastante habitual en la sociedad de su época, por otra parte-, sino que su afilada lengua le creó numerosos enemigos.

El uso nefasto que los nazis hicieron de su música y el hecho de que el Festival de Bayreuth, creado en su día por el compositor, se convirtiera en lugar de culto para Hitler y sus huestes, terminó de impregnar a Wagner de un aura sombría de la que aún no se ha desprendido. En el año 2013, la polémica sigue rodeando su figura, a pesar de los esfuerzos de directores de orquesta como Daniel Barenboim y Zubin Mehta por normalizar su obra. Incluso cada vez hay más músicos judíos que interpretan sus partituras. Veremos qué nuevas controversias nos depara su bicentenario.

Verdi y otros italianos

El ilustre operista italiano no resulta tan controvertido como el alemán, pero también es el símbolo artístico de un lugar y de una época. En su multitudinario entierro se entonó el célebre coro de esclavos “Va pensiero”, perteneciente a su ópera Nabucco, convertido en el himno que expresaba los anhelos de un pueblo. Hombre entregado a su arte, Verdi dejó un fecundo legado operístico con momentos inolvidables que siempre resulta un placer volver a disfrutar. Este aniversario puede ser una buena ocasión para escuchar de nuevo una ópera como Macbeth, primer acercamiento de Verdi a la obra de Shakespeare y gran recreación musical de un drama frecuentado también por otros compositores. Escuchar una y otra vez Macbeth siempre nos depara detalles inéditos.

Entre ópera y ópera, no puede haber mejor colutorio que música puramente instrumental del período barroco. 2013 comenzaba con otro aniversario redondo que ha pasado prácticamente desapercibido: la muerte hace 300 años de Arcangelo Corelli. Este virtuoso ejerció una enorme influencia técnica y estilística en la literatura para el violín, pero además sus piezas son un bálsamo para el amante de la música puramente instrumental. Rica melódicamente y a la vez refinada, su obra no es tan extensa como para perderse en la búsqueda. No les defraudará.

El polaco Witold Lutoslawski es autor de una música muy personal

El polaco Witold Lutoslawski es autor de una música muy personal.

Volviendo a la ópera en el capítulo de italianos, no olvidemos el 150 aniversario del nacimiento de Pietro Mascagni. El autor de Cavalleria Rusticana también hizo carrera como director de orquesta y escribió varias partituras para el cine, como su Rapsodia Satanica para la película homónima de Nino Oxilia. 2013 puede ser buen momento para escuchar esta curiosidad de Mascagni.

Siglo XX: Lutoslawski, Britten, Hindemith, Poulenc

Paul Hindemith también fue teórico musical y director de orquesta

Paul Hindemith también fue teórico musical y director de orquesta.

Sonoramente, el siglo XX no es tan temible como algunos lo pintan, sobre todo si atendemos a la música de otros cuatro compositores que en 2013 también están de aniversario. El 25 de enero se cumplen 100 años del nacimiento de Witold Lutoslawski. El polaco es dueño de una trayectoria muy personal, que incluye acercamientos a la vanguardia radical y acabó teniendo un sabor propio. El ciclo de canciones Chantefleurs et chantefables o el Concierto para violonchelo son obras para descubrir o volver a disfrutar en 2013.

Unos días más tarde, el 30 de enero, podremos recordar al francés Francis Poulenc, que murió hace 50 años. Una obra coral como sus Letanías a la Virgen Negra o la conocida Sonata para flauta y piano son dos platos del francés a los que siempre se vuelve con gusto. También hace 50 años que murió Paul Hindemith. El alemán fue figura fundamental en el período de entreguerras. Tras oponerse a los nazis, acabó, como muchos otros alemanes, en Estados Unidos, donde llevó una fecunda vida como músico. Una de sus obras más conocidas es la sinfonía Matías el pintor, compuesta tras abordar una ópera con el mismo título.

Otro aniversario sabroso, que los británicos celebrarán especialmente, es el de Benjamin Britten. Si entre operistas anda el juego, el catálogo de Britten es especialmente rico en este género. Nacido hace 100 años, el compositor supo recrear magistralmente los universos infantil y masculino en obras como The Turn of the Screw y Billy Budd.

Autora: María Santacecilia
Editora: Rosa Muñoz Lima

DW.DE