1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Éxodo de sirios batió nuevo récord

Según Naciones Unidas, el éxodo de refugiados sirios batió su récord en enero, cuando más de 125.000 personas huyeron del conflicto a países vecinos.

Se trata del mayor número de exiliados desde el inicio del conflicto civil, hace 22 meses, según los datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Según el Ejército jordano, 52.000 sirios entraron en Jordania en enero, transformando la frontera en una "zona de guerra". "Tenemos clínicas de campaña en la frontera, camiones trasladando a refugiados cada media hora y gente muriendo", explicó un miembro de los servicios de seguridad jordanos destacado en la zona. "Es lo más parecido a una guerra que hemos visto en Jordania en décadas", agregó.

La ONG británica Oxfam lanzó un pedido de ayuda de emergencia de 12 millones de libras (18,9 millones de dólares) para los miles de refugiados sirios.

Entretanto, la oposición siria se reunió en París con representantes de más de 50 países y organizaciones para reclamarles que continúen financiándoles. "La comunidad internacional debe aportar a la Coalición (Nacional Siria) los medios para actuar en nombre del pueblo sirio", afirmó el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, que presidió el encuentro.

Las promesas de financiamiento y otro tipo de ayuda realizadas en diciembre en una conferencia del grupo Amigos de Siria en Marruecos no han logrado materializarse.

Este miércoles se celebrará gran conferencia de donantes en Kuwait

Francia fue el primer país occidental en reconocer formalmente a la Coalición Nacional Siria, que quiere formar un gobierno de transición en el exilio. La oposición siria pidió nuevamente a la comunidad internacional armas y más dinero para la lucha contra el régimen del presidente Bashar al Assad.

"El tiempo va en nuestra contra, y la continuación del conflicto sólo puede llevar a una catástrofe para la región y para el mundo", alerto en París Riad Seif, vicepresidente de la Coalición. Su colega

Georges Sabra calculó que la oposición necesita al menos 500 millones de dólares (unos 370 millones de euros).

Debido a la falta de financiación, las organizaciones de ayuda están teniendo dificultades para adquirir provisiones como sábanas, tiendas de campaña o alimentos. El gobierno jordano asegura que la escasez de ayuda está lastrando sus intentos de abrir un segundo campo de refugiados con capacidad para 30.000 personas en la ciudad de Zarqa.

Naciones Unidas asegura que se ha recibido menos del cinco por ciento de los 1.000 millones de dólares de ayuda urgente que reclamó en diciembre.

En el terreno, el Ejército leal al presidente Assad prosigue con el bombardeo aéreo a los bastiones rebeldes. Los opositores acusan a las tropas de Assad de bombardear objetivos civiles en zonas rurales y urbanas de Homs, Daraa y las inmediaciones de la capital, Damasco.

Según medios estatales, las fuerzas gubernamentales repelieron un ataque rebelde contra un aeropuerto militar de la provincia de Idlib, en el noroeste del país. Además, sigue habiendo un fuerte bombardeo contra la provincia de Alepo.

Activistas en Damasco aseguraron que el Ejército Libre de Siria asumió el control de un importante puesto cerca del aeropuerto internacional de la capital. Según los activistas, al menos 60

personas murieron este lunes en todo el país.

En Nueva York, las Naciones Unidas desmintieron que el enviado especial de la Liga Árabe y la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi, haya sufrido un accidente cerebrovascular (ACV), como había trascendido previamente en la prensa.

jov (dpa, reuters)