1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

“Éxito del fútbol alemán se debe a sus estructuras”

Emmanuel Hembert, experto en fútbol de la consultora internacional A.T Kearny, lleva varios años presentando estudios que aseguran que la Bundesliga dominará el fútbol internacional gracias a su excelente estructura.

La final de la Champions League entre Dortmund y Bayern confirma su tesis, por eso Deutsche Welle conversó con él para conocer las razones del gran momento del fútbol alemán, y a la vez enterarse de qué le deparará el futuro a la Bundesliga.

Señor Hembert, desde hace años sus estudios repetidamente pronostican que la Bundesliga se impondrá en el fútbol europeo. La final de la Champions League entre equipos alemanes confirma su tesis. ¿Qué lo llevó a esa conclusión en sus estudios?

Lo primero fue ver la rentabilidad de la Bundesliga, la única que arrojaba ganancias en Europa, y luego ver las estructuras del fútbol alemán. El resultado obvio fue que el fútbol alemán podría en poco tiempo superar al del resto de los países.

¿Cómo se lograron tanto rentabilidad como buenas estructuras en el fútbol alemán?

En Alemania se hizo un gran esfuerzo para equilibrar las finanzas de los clubes, y para que cada uno de ellos tuviera una academia de formación de jugadores. Esas son ventajas que la Bundesliga creó para sí. Además, los estadios fueron renovados o construidos para el Mundial 2006, pero no sólo pensando en el evento, sino más pensando en los clubes que luego los utilizarían, en el beneficio que ellos podrían traerle a la Bundesliga.

¿Cómo se ven sus finanzas?

Los clubes alemanes no dependen de los ingresos de la televisión, en Alemania también se explotan los conceptos de hospitalidad y patrocinios como recursos de ingresos. En resumen, la economía de la Bundesliga es muy fuerte.

¿Es esta final de la Champions League la prueba de que el fútbol alemán ha asumido el liderazgo internacional?

Emmanuel Hembert.

Emmanuel Hembert.

Pienso que el hecho de que a la final de la Champions League llegaran dos equipos alemanes es la prueba del progreso de la Bundesliga, pero eso ya se veía venir tras observar el rendimiento internacional de sus equipos esta temporada. En diciembre estaban todos los clubes alemanes que participaban en competencias internacionales clasificados para la siguiente ronda, ya entonces el dominio alemán se podía ver.

¿Es ese dominio algo transitorio, o será duradero?

El dominio alemán llegó para quedarse durante mucho tiempo porque las posibilidades de crecimiento aún existen. Por ejemplo, en materia de derechos de televisión todavía se pueden generar recursos que irán a parar a los clubes, y ellos le sacarán provecho.

¿Están las ligas de otros países observando y aprendiendo de Alemania?

Claro que otras ligas están mirando con atención lo que sucede en Alemania, pero a ellas les será muy difícil copiar su modelo porque hay clubes que no están interesados en adoptarlo.

¿Por qué?

Porque por ejemplo acatar el control financiero, algo que en la Bundesliga funciona muy bien, es algo que muchos clubes no están dispuestos a aceptar en otros países; la repartición solidaria de los ingresos por concepto de derechos de televisión tampoco, y la formación de las academias de fútbol en cada club requiere altas inversiones que no todos quieren o puede hacer. No, copiar lo que sucede en Alemania es muy difícil.

¿Cuál es el principal efecto de esa final puramente alemana en la Champions League?

Ahora todo el mundo va a mirar y a descubrir a Alemania. Van a ver que la Bundesliga es muy competitiva, y que su fútbol, aunque no va a ganar todos los años la Champions League - para eso se necesita también algo de suerte- sí va a ser internacionalmente protagonista, porque cuenta con finanzas, estructuras y academias que son muy fuertes.

Autor: Daniel Martínez

Editora: Emilia Rojas

DW.DE